Inicio / Estado / En pobreza 6 millones 800 mil mexiquenses

En pobreza 6 millones 800 mil mexiquenses

“En Estado de México hay 6 millones 800 mil personas en pobreza”, advirtió Alberto Canúl Juárez, presidente del Banco de Alimentos de esta entidad, y señaló que aun con la suma de esfuerzos entre la iniciativa privada y las autoridades, el apoyo no llega todavía ni al 3 por ciento de los pobres.

Al participar en el foro Toluca 2030 que se llevó a cabo en el Centro Cultural Mexiquense, Alberto Canúl Juárez explicó la función de los 52 bancos de alimentos existentes en la República Mexicana.

Destacó que el del Estado de México es el más grande del país y alimenta actualmente a 120 mil personas; es decir, a alrededor de 23 mil familias, comercializando la comida que ya no es utilizada por normativa de la secretaria de salud.

“No llegamos ni al 3 por ciento de las personas que carecen de alimento, si todo mundo tuviera el cuidado de no desperdiciar, todo mundo podría comer”, indicó.

Con el objetivo de proponer un plan de acción e implementar políticas públicas que contribuyan a alcanzar diversos objetivos en materia de desarrollo sostenible, el Gobierno del Estado, el sector privado, estudiantes, padres de familia y sociedad civil en general, participaron en el segundo foro denominado Toluca 2030, bajo el lema Generación del Progreso.

El foro, que se llevará a cabo durante febrero y marzo en siete distintos espacios, se presentó en esta ocasión en el Centro Cultural Mexiquense, donde trataron temas como Salud y Bienestar, Hambre Cero y Fin de la Pobreza, cuyo panel estuvo integrado por Alberto Canúl, presidente del Banco de Alimentos del Estado de México; Paola Coronado, presidenta de la Unión Social de Empresarios Mexicanos, y Cintia Nayeli López, médico cirujano.

En su intervención, Paola Coronado explicó la forma en la que su organización opera un Semáforo de Pobreza, el cual permite a las familias determinar en qué grado de pobreza se encuentran, siendo los 6 indicadores: Ingreso y empleo, salud y medio ambiente, vivienda e infraestructura, educación y cultura, organización y participación, y motivación e interioridad.

Añadió que lo anterior plantea tres niveles en los que se podría ubicar la familia, nivel 3: tiene una cultura de ahorro; nivel 2: la familia ahorra desde hace 6 meses, y nivel 3: nunca ha ahorrado.

Finalmente, reiteró que después de la evaluación realizan un propósito para mejorar los ingresos de los implicados, ya que argumentó “No es que no haya recursos, estamos mal organizados, ser pobre no es no tener dinero, sino gastar más de lo que tenemos”, concluyó.

Te recomendamos

Más operativos de seguridad: Del Mazo

* Instalación de GPS, cámaras de videovigilancia y botones de pánico en las unidades de …