Inicio / Deportes / Por suerte, todo quedó en un susto: Niño Torres

Por suerte, todo quedó en un susto: Niño Torres

Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, recibió el alta médica este viernes y a su salida de la clínica coruñesa en la que pasó la noche en observación ha agradecido las muestras de cariño que le han llegado y ha asegurado que “por suerte, ha quedado todo en un susto”.

El parte médico que publicó el club rojiblanco explica que Torres pudo abandonar el hospital después de que la resonancia magnética cervical a la que se sometió a primera hora corroborara que “no padece alteraciones ni lesiones traumáticas tras el golpe en la cabeza que sufrió este jueves en Riazor”.

A la vista de esas pruebas y después de pasar toda la noche en observación, el Niño Torres abandonó el hospital, si bien “deberá permanecer durante las próximas 48 horas en reposo deportivo”, apunta el parte médico.

El internacional español atendió unos minutos a los periodistas en el hospital HM Modelo y afirmó que está “todo bien” tras haberse recuperado del traumatismo craneoencefálico.

“Simplemente agradecer a todos, a mis compañeros del ‘Atleti’ y el Dépor la reacción que tuvieron, a los aficionados también por su reacción y las muestras de apoyo. Son cosas que pasan”, comentó el futbolista sobre lo sucedido en el partido ante el Deportivo, en el que un choque fortuito con Álex Bergantiños le hizo perder el conocimiento.

“Ayer estuve con Álex, estaba preocupado, pero son cosas del fútbol y nos puede pasar a todos. Por suerte ha quedado todo en un susto y ahora estoy contando los días y las horas para volver a entrenar con mis compañeros”, declaró.

Torres reveló que vio “las imágenes ayer” y recuerda lo que pasó hasta “justo antes” del golpe con el jugador del Deportivo.

“Tuve un episodio parecido con la selección hace años, no recordaba nada durante las horas anteriores y posteriores, así que esta vez por suerte ha sido menos. Recuperé el conocimiento en la ambulancia y gracias a Dios ha sido poca cosa”, indicó.

El delantero insistió en que “son cosas que pasan” en el futbol y señaló que fue “una acción fortuita, un golpe y no pasa nada”.

“Está todo bien, por suerte, en un par de días podré estar con los compañeros entrenando y listo para otra”, manifestó.

El jugador sufrió un fuerte golpe en un choque aéreo con Álex Bergantiños en el minuto 84 del partido de la vigésimo quinta jornada de la Liga y cayó desplomado e inconsciente sobre el césped del estadio de Riazor.

Allí fue atendido inmediatamente por sus compañeros, por los jugadores del Deportivo y por los servicios médicos de ambos clubes, antes de su traslado al hospital coruñés, donde se le realizó un TAC craneal y cervical y se descartaron alteraciones y lesiones traumáticas.

Acerca de Alejandro Romero

Te recomendamos

Equilibrado “Tri” sub 17 para buscar boleto a Copa del Mundo

La intensidad en su futbol será una de las principales características que tendrá la selección …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *