42 años de Star Wars

Tuvieron que pasar 42 años para que los fanáticos de la saga de Star Wars, que inició en 1977 y que es considerada como una de las franquicias millonarias y de más duración, vean cómo va a concluir esa historia intergaláctica con el noveno episodio, Star Wars: El ascenso de Skywalker, dirigido por J.J. Abrams, neoyorquino de 53 años, quien en 2015 se encargó de Star Wars: El despertar de la Fuerza.

La verdad es que sí tuve un poco miedo, pero al mismo tiempo ésa fue una de las razones que me estimularon para ponerme tras las cámaras. Cuando hablé con Kathleen Kennedy (productora) y le conté a Katie (McGrath), mi esposa, que me habían pedido que cerrara la trilogía que yo empecé en 2015, la tercera trilogía de las tres trilogías, estaba realmente nervioso, pero sabía que tenía que hacerlo. Cada proyecto tiene su grado de complejidad, sin embargo, con ésta, el reto era entregar un capítulo de cierre que le pusiera fin a las nueve películas de la saga.

Nuestra responsabilidad era la de entregar una historia que fuera emocionante, divertida, impresionante, conmovedora y llena de esperanza”, expresó J.J. Abrams durante la promoción del filme.

Producida por el propio J.J. Abrams, quien después de George Lucas es el realizador que más veces (dos) se ha involucrado en la dirección de algún episodio de la saga, Star Wars: El ascenso de Skywalker llega a la cartelera de nuestro país este 19 de diciembre para adentrarnos en una serie de aventuras en la que La Rebelión y la Primera Orden, representados por Rey (Daisy Ridley) y Kylo Ren (Adam Driver), respectivamente, librarán una batalla descomunal.

Para esta historia tuve dos demandas principales: una de ellas se centró en la cuestión de la preparación física y la otra en el aspecto emocional; sin embargo, puedo decir que me resultó más compleja la parte emocional, porque no hubo ni un solo día en el que dijera: ‘oh, sólo se trata de una simple escena’, y que cada parte me pedía una intención muy particular.

Entendía lo que me pedía J.J. Abrams, pero no sabía exactamente cómo llegar ahí. Creo que eso fue lo más complicado para mí. En cuanto a las escenas más divertidas, creo que están aquellas en la que estoy con Luke y le pido que sea mi amigo de manera muy insistente y también tengo partes muy emotivas con (el personaje de) Adam Driver.

Fue algo muy divertido, pero a la vez extraño como actriz”, comentó Daisy Ridley, a quien se le vio por primera vez como Rey hace cuatro años en El despertar de la Fuerza.

Este nuevo capítulo de la saga contó con la producción de Kathleen Kennedy, actual presidenta de Lucasfilm y quien es considerada una de las productoras más prolíficas dentro de la industria, al estar detrás de E.T. El extraterrestre, Los Goonies, la trilogía de Volver al futuro y las cintas de Jurassic Park, entre otras.

El título de El ascenso de Skywalker no creo que vaya a contestar nada. De hecho es un título provocativo, puede significar distintas cosas y eso era lo importante para nosotros.

No queríamos tener un título que se sintiera que te estaba contando la historia, pero al mismo tiempo se tenía que sentir emotivo, que fuera una especie de reto para el público, un público que tenga que descifrar lo que puede pasar y creo que la palabra Skywalker engloba lo que ha pasado en 40 años de historia.

Star Wars inició en 1977 y siempre ha tenido una conexión con lo que sucede en el mundo real y, por ende, ha tenido cierta relevancia. Para nosotros ése fue el mayor reto: entregar un capítulo final que fuera relevante y que siguiera honrando las películas previas”, expresó Kathleen Kennedy.

Con respecto al legado que puede dejar esta historia que concluye en 2019, el director J.J. Abrams comentó que lo más importante es el mesaje de esperanza.

Vivimos en un mundo muy loco, vivimos momentos difíciles y para mí Star Wars siempre ha significado tener esperanza. Star Wars habla de comunidad, de los desvalidos y sobre cómo mantener a la gente unida.

La gente con la que estás, la familia que haces es realmente tu familia y más allá de la espectacularidad que puede haber en Star Wars y del trabajo que hay involucrado, lo más importante para mí  es que la gente sienta esa esperanza, el valor de la comunidad y eso se puede lograr a través del mensaje de Star Wars”, señaló Abrams.    

El ascenso de Skywalker cuenta con las actuaciones de Daisy Ridley, Adam Driver, Mark Hamill, Billy Dee Williams, John Boyega, Oscar Isaac y Domhnall Gleeson.

Hubo dos personajes que no podían faltar en este capítulo final y que causaron euforia entre los fans cuando apareció el tráiler del filme. La aparición simbólica —a través de su voz—, del Emperador Palpatine, el antagonista de la saga de Star Wars y la aparición de la Princesa Leia, personaje interpretado por la actriz Carrie Fisher, quien falleció en diciembre de 2016.

Los fans de la franquicia que usa como lema la frase “Que la Fuerza te acompañe” deben saber que J.J. Abrams se negó rotundamente a que se le recreara de manera digital y su aparición en este último capítulo se resolvió de otra manera. 

Fisher no fue recreada con efectos de CGI (efectos recreados por computadora). En lugar de eso, la aparición de Leia fue ideada tanto por Abrams como por el guionista Chris Terrio, a partir de material fílmico que teníamos de ella, y que no fue incluido en las cintas de El despertar de la Fuerza y de Los últimos Jedi. Tratamos de ser muy respetuosos hacia ella y se ve bellísima en el filme”, detalló Maryann Brandon, editora frecuente de J.J. Abrams. 

Como dato curioso cabe señalar que en la conferencia mundial de Star Wars: El ascenso de Skywalker, que se llevó a cabo el pasado 5 de diciembre en Los Ángeles, California, se dio un momento muy curioso.

Cuando el director J.J. Abrams comenzó a hablar de Carry Fisher y de cómo aprovecharon las tomas que había de ella y que no se usaron de las previas cintas, la luz de la sala se fue y Abrams sólo pudo decir: “¡Eso fue extraño! ¡Hola Carrie! Eso es muy de Carrie, ella solía hacer ese tipo de bromas”, comentó el director provocando la risa de los asistentes.

Con respecto a la aparición sorpresa del Emperador Palpatine, la productora Kathleen Kennedy comentó que siempre se consideró el hecho de que él estuviera presente en este último episodio y J.J. Abrams ahondó en el hecho de haber trabajado con el actor escocés Ian McDiarmid, quien lo personifica. 

Sé que la gente se volvió loca cuando escuchó su voz en el tráiler y sólo puedo decir que trabajar con Ian es una de las mejores experiencias que he tenido en toda mi carrera. Es un actor que te quita el aliento y estoy seguro de que el público va a disfrutar mucho su presencia y se va a divertir”, indicó J.J. Abrams.

Entre los nuevos actores que se sumaron a Star Wars: El ascenso de Skywalker están Keri Russell y Naomi Ackie, quienes comparten créditos con nombres ya conocidos como Daisey

Ridley (Rey), Adam Driver (Kylo Ren), Mark Hamill (Luke Sky Walker), Kelly Marie Tran (Rose tico), Anthony Daniels (C-3PO), Joonas Suotamo (Chewbacca, antes interpretado por Peter Mayhew, quien falleció el 30 de abril de 2019) y Jimmy Vee (R2-D2).

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *