Acuerdo con Consejo Mexicano de Negocios no representa deuda adicional para el Gobierno: BID

Tomás Bermúdez

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en México, Tomás Bermúdez, explicó que el acuerdo al que se llegó con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) para financiar a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPYMEs) ante la emergencia por el COVID-19 no representa deuda adicional para el Gobierno.

En entrevista con Carmen Aristegui indicó que tienen el respaldo de la Secretaría de Hacienda es en el sentido de que México es accionista de BID Invest a través de la dependencia y “nos han dado el respaldo para seguir adelante con el programa”.

“BID Invest que es el vehículo con el cual estamos haciendo esto, tiene un vehículo con el que nosotros financiamos al sector privado sin garantía soberana, es importante decir que se programa que estamos lanzando ahorita no implica deuda adicional para la República”, dijo el representante del orgranismo.

Agregó que este programa ya estaba operando desde hace tiempo y lo que se está haciendo ahora es incrementar las líneas de crédito. Indicó también que este complementa las medidas que el Ejecutivo ya ha anunciado para reaccionar a la pandemia de COVID-19.

«Debemos trabajar en cómo hacer que las Mipymes se mantengan lo más intactas posibles para preservar empleos, ya que son el motor de la recuperación tras la pandemia», apuntó Bermúdez.

El domingo, el Consejo Mexicano de Negocios y BID Invest, miembro del Grupo BID que financia empresas y proyectos sostenibles, anunciaron un acuerdo para facilitar el financiamiento de las cadenas productivas y apoyar a las MiPYMEs del país, el cual prevé recursos por hasta 12 mil millones de dólares.

El organismo privado expuso en un comunicado que el acuerdo está basado en el financiamiento a través de factoraje inverso, instrumento que permite a las Mipymes que conforman las cadenas de valor de grandes empresas obtener una alternativa de financiamiento a tasas atractivas.

El producto de crédito, revolvente y con un plazo medio de 90 días, permitirá financiar al año un monto estimado por hasta 12 mil millones de dólares o unos 290 mil millones de pesos en facturas de 30 mil proveedores Mipymes de México.

Las disposiciones se podrán hacer tanto en pesos como en dólares, según las necesidades de cada empresa acreditada.

De acuerdo con el CMN en México existen unas 4.1 millones de Mipymes que aportan 42 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y generan 78 por ciento del empleo en el país, pero solo 23 por ciento obtiene financiamiento de la banca comercial, lo que representa una de las principales limitantes para su expansión y supervivencia.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *