Acusan vacunación de ‘externos’ en hospital

En el proceso de vacunación al personal que combate en primera línea el Covid-19 en hospitales del ISSSTE de Morelos, autoridades de la Clínica Hospital Dr. Rafael Barba Ocampo, con sede en el municipio de Cuautla, detectaron una lista con nombres de 17 personas totalmente ajenas a la institución, de las cuales 15 fueron vacunadas en violación a la disposición presidencial.

El hecho salió a la luz durante la investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR) sobre el robo de vacunas en el Hospital Carlos Calero Elorduy, en cuya indagatoria se menciona la presunta autoría material de dos enfermeros y el involucramiento de funcionarios de la delegación del ISSSTE.

En este caso, la inmunización irregular de personas externas a la clínica hospital de Cuautla fue denunciada por el director del centro, César Cedillo Domínguez, en un oficio enviado al área de quejas del Órgano de Control Interno del ISSSTE, fechado el 19 de enero pasado.

«Derivado de las actividades realizadas en torno a la vacunación contra el Covid-19 en esta clínica hospital a mi cargo, me permito notificar a usted que se detectaron 17 personas en un listado titulado ‘PROVAC’, de las cuales 15 fueron vacunadas», expuso.

Precisó que en el cotejo de los datos detectaron que las 15 personas no forman parte de la plantilla del lugar y «presuntamente tienen vínculo familiar, directa o indirectamente, con personal de PROVAC y personal de confianza de la Jefatura de Enfermería de esta clínica hospital.

«No omito mencionar que en este grupo de personas la vacuna se realizó sin el consentimiento de la dirección», subraya el directivo en un deslinde de responsabilidades.

El PROVAC es la abreviatura del Programa de Vacunación del ISSSTE y, de acuerdo con la delegada del instituto en Morelos, Verónica Itzel Solano Flores, ellos no practican el influyentismo para la aplicación de vacunas.

Explicó que antes de que llegaran las dosis enviaron una lista con los nombres del personal que trabaja en primera línea contra el Covid-19. La segunda línea considera a trabajadores en general, como camilleros, administrativos, personal de cocina y otros que conviven en el nosocomio.

La delegada informó que en el ISSSTE se aplicaron 2 mil 749 dosis en las clínicas hospitales de Cuernavaca y Cuautla, así como el Hospital Regional «Centenario de la Revolución Mexicana» y la clínica de medicina familia en Jojutla.

Agregó que ya se vacunó a 100% del personal médico y llevan 90% de trabajadores de la segunda línea.

En paralelo a la queja de carácter oficial, en redes sociales surgieron señalamientos sobre de presuntos trabajadores de la clínica hospital de Cuautla contra la gestora de Calidad, Berenice Sánchez Vergara, a quien acusaron de ingresar a su mamá y su abuelita para obtener la vacuna.

«Sin embargo a los demás trabajadores de base no se nos permitió, se nos condicionó a no meter familiares a vacunar, pero esta enfermera, con apoyo total del doctor Armando Ramírez Saldivar [jefe de Atención Médica del ISSSTE en Morelos], les autorizó que se vacunara a sus familiares», acusan los trabajadores.

En la lista de los supuestos beneficiaros externos, a la que EL UNIVERSAL tuvo acceso, aparecen 11 mujeres con edades de 29, 60, 56, 60, 53, 71, 53, 37 y 74 años, mientras que seis hombres de la lista tienen 60, 52, 17, 45, 53 y 67 años de edad.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *