Adaptan mascarilla de buceo, como dispositivo de bioseguridad

* Es para atender a pacientes COVID-19; protege del contagio al 100%……

Personal de la Delegación de la Cruz Roja Mexicana en Cuautitlán, Estado de México, adaptó exitosamente una mascarilla de buceo para ser utilizada como dispositivo de bioseguridad, al momento de atender a pacientes con COVID-19, lo cual garantiza una atmósfera más eficiente, cómoda y apta para atender a quienes padecen el coronavirus SARS-CoV-2.

Con el apoyo de investigadores de la escuela de ingeniería del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de México, los miembros de Cruz Roja Mexicana hicieron modificaciones a la mascarilla que normalmente se ocupa para el buceo y la transformaron en lo que denominaron Full Face, que protege prácticamente al 100 por ciento del contagio del coronavirus a través de nariz, boca y ojos, que es la forma más común de transmisión.

El doctor César Chávez y Diego Arcos del Ángel, directivos del Consejo Local de Cruz Roja Mexicana en Cuautitlán México, precisaron que se logró la impresión en tercera dimensión (3D) de un cople (conector) rectangular para colocar en el esnórquel un filtro antibacterial como respirador, el cual permite la entrada y salida de aire sin agentes patógenos.

La mascarilla Full Face brinda mayor protección respiratoria, visual y facial, evitar el uso de googles y cubrebocas, lo que facilita su empleo por jornadas prolongadas de atención a pacientes de COVID-19, sin causar molestias ni laceraciones en el rostro de los paramédicos, afanadores, enfermeras y médicos que laboran en las áreas de atención a la pandemia.

Arcos del Ángel precisó que la careta suple el uso de cobrebocas N95, escasos y de elevado precio en este momento, y al ser originalmente utilizada bajo el agua garantiza su hermetismo, por lo que evita la filtración de virus y bacterias a cualquier parte del rostro.

Informó que el cople diseñado e impreso en tercera dimensión permite la colocación del filtro HEPA (por su nombre en inglés: High Efficiency Particulate Air), lo que evita el ingreso de contaminación y brinda mayor nivel de protección contra enfermedades que se transmiten por aire.

La mascarilla Full Face tiene un costo mayor a las mascarillas de alta eficiencia, como la N-95, sin embargo, al ser reutilizable mediante sanitización y limpieza básica, ahorra en la compra constantes de dispositivos desechables, los cuales actualmente se encuentran agotados en México y es necesario importarlos de otras naciones.

Subrayaron que esta careta, junto con los trajes de bioseguridad y guantes, forman parte del equipo de trabajo para atender a pacientes con enfermedades respiratorias graves, por lo que ya se trabaja en la producción a mayor escala de este nuevo dispositivo de bioseguridad, para distribuirse en las 29 delegaciones locales de Cruz Roja Mexicana que operan en el Estado de México.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *