Alemania afirma haber encontrado rastros de veneno en el cuerpo de Navalny

El Gobierno alemán ha anunciado que las pruebas médicas muestran que un agente nervioso del grupo Novichok fue utilizado para envenenar al opositor ruso Alexéi Navalny.

La presencia de rastros del veneno en el organismo del político ruso fue comprobada tras tests realizados en el laboratorio especial de la Bundeswehr (las fuerzas armadas de Alemania).

La Cancillería alemana ha señalado que citará al embajador de Rusia en Alemania para discutir la situación de Navalny.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha apuntado durante una rueda de prensa que alguien quería silenciar al activista ruso. «Alexéi Navalny fue víctima de un ataque con un agente químico nervioso del grupo Novichok. La presencia de este veneno fue confirmada sin lugar a dudas en [sus] análisis», ha subrayado la mandataria.

Mientras tanto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha afirmado que Berlín no informó a Moscú sobre sus conclusiones sobre el supuesto «envenenamiento» de Navalny por «Novichok» y Rusia no dispone de tales datos.

Además, el vocero presidencial ruso ha aseverado que Moscú está preparada e interesada en una colaboración completa e intercambio de datos con Alemania sobre la situación en torno al supuesto envenenamiento del opositor Alexéi Navalny.

El vocero ha subrayado que «los médicos rusos ya han ofrecido oficialmente intercambiar datos con sus colegas alemanes pero, desafortunadamente, no han recibido una respuesta».

Tras este anuncio, uno de los creadores del Novichok, Leonid Rink, afirmó que Navalny no pudo haber sido envenenado con esa sustancia. En su opinión, si el opositor ruso hubiera sido envenenado con ese agente nervioso, «habría estado descansando en el cementerio desde hace mucho tiempo» en lugar de entrar en coma.

Otro de los expertos que participaron en la creación del Novichok, Vladímir Úglev, tampoco cree que el opositor ruso presente síntomas compatibles con los de una intoxicación con este agente nervioso. «Creo que se puede excluir el uso de organofosforados utilizados como agentes de guerra —sarín, somán y Novichok (A-234)— de la lista de sustancias, ya que debido a la alta presión de vapor a una temperatura de más de 20 grados centígrados y a la alta toxicidad por inhalación, además de Navalny, las personas que lo rodeaban se habrían visto afectadas de una u otra manera», sostuvo Úglev.

 

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *