Alfonso Reyes y las mujeres de su tiempo

En el marco del Día Internacional de la Mujer y el Año de Leona Vicario, Benemérita Madre de la Patria, se inauguró el coloquio “Alfonso Reyes y las mujeres de su tiempo”, en el que participaron Martha Robles, Ludivina Cantú, Angelina Muñiz y Beatriz Saavedra.

Para iniciar la actividad realizada en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Beatriz Saavedra, poeta mexicana, tomó la palabra para recordar que “una literatura donde no se reconoce la obra de sus escritoras es una literatura sesgada. ¿Por qué no nombrar, escribir de las protagonistas de la palabra”.

Enseguida, Martha Robles, ensayista, narradora, poeta y profesora invitada por el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Portland para impartir los seminarios de Cultura Mexicana Contemporánea y Escritores en la Cultura Mexicana, puntualizó, por medio de un ensayo, que “el ámbito intelectual (al que pertenecía Alfonso Reyes) no se sustrajo del machismo imperante en la su época”.

Ludivina Cantú, investigadora y autora del libro Un rostro de mujer que se manifiesta en la memoria del tiempo: la madre en la literatura mexicana de la independencia, completó: «El mundo intelectual de esa época era dominando por ideas que se nutrían de obras como ´La perfecta casada´, de Fray Luis de León, o ´Emilio o de la educación´, de Jean-Jacques Rousseau.

Sin embargo, aclaró que “en ese contexto sociocultural, en la vida cotidiana, las mujeres ya tenían participación activa. En 1916 se realizó el primer congreso feminista en México, ahí ya se luchaba por un buen salario, por derecho a la educación, al voto; las campesinas tomaron las armas y se convirtieron en coronelas, aunque después, Venustiano Carranza, ya no les reconoció ese lugar en el ejército”.

Para cerrar la actividad que fungió como inauguración del coloquio “Alfonso Reyes y las mujeres de su tiempo”, la escritora y poeta mexicana Angelina Muñiz nombró algunas mujeres intelectuales de la época: Victoria Ocampo (fundó la revista y editorial Sur en 1931, que promovió las obras literarias de autores como Jorge Luis Borges o Adolfo Bioy Casares), Juana de Ibarbourou (considerada una de las voces más personales de la lírica hispanoamericana de principios del siglo XX) o María Zambrano, pensadora, filósofa y ensayista española.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *