Alianza postsoviética niega que se prepare para una guerra en Afganistán

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), alianza militar postsoviética liderada por Rusia, negó que las maniobras que se celebran en Tayikistán, a escasos kilómetros de la frontera afgana, sean preparativos de una guerra contra el país vecino.

«En estos ejercicios no estamos preparando una guerra con Afganistán. Al contrario, los países de la OTSC abogan por un Afganistán pacífico, floreciente y libre de la guerra, el terrorismo y las drogas», dijo Stanislav Zas, secretario general de la OTSC, a la prensa local.

Subrayó que las tropas rusas, tayikas, kazajas, bielorrusas, armanias y kirguises demostraron en un polígono militar situado a unos 20 kilómetros de la frontera afgana que «esta tierra está defendida de manera fiable y que cualquier intimidación será repelida».

Agregó que Tayikistán, que comparte más de 1,300 kilómetros de frontera con Afganistán, «nunca se quedará sola».

En las maniobras, en cuya fase activa hoy tomaron parte unos 4,000 soldados y medio millar de equipos militares, se puso en práctica la eliminación de grupos terroristas y formaciones armadas, que «realmente existen y que son una amenaza directa tanto para nuestros países como para el mismo Afganistán», explicó.

Las unidades rusas mostraron la experiencia adquirida durante los últimos años en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, especialmente en la defensa ante drones de asalto, vehículos minados o terroristas suicidas.

En los últimos meses, especialmente desde la llegada de los talibanes al poder en Kabul, Tayikistán ha sido escenarios de varios ejercicios militares con participación de tropas rusas y de otros países.

Recientemente, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, advirtió de la concentración de grupos extremistas y terroristas en el norte de Afganistán, y dijo que solo el Estado Islámico tiene unos 2.000 miembros en esa zona.

Mientras, el presidente tayiko, Emomalí Rajmón, señaló a su vez que la crisis político-militar y humanitaria en Afganistán «ha creado una seria amenaza a la seguridad de nuestros países».

Esta semana Putin aseguró que Rusia se plantea excluir a los talibanes de la lista de organizaciones terroristas, en la que están incluidos desde 2003, aunque matizó que el primer paso al respecto corresponde a la ONU.

También destacó que Rusia sabe que los talibanes están intentando «deshacerse» de elementos radicales en territorio afgano, «incluido el (grupo yihadista) Estado Islámico».

Con todo, les instó a entablar relaciones con todos los grupos étnicos, políticos, sociales religiosos del país centroasiático, y recordó las importantes minorías tayika y uzbeka.

«Nos gustaría que se forjasen compromisos aceptables y que los asuntos no se resuelvan sólo con ayuda de las armas como últimamente y que se respeten los intereses de las mujeres», dijo.

A su vez, consideró «correcta» la decisión del presidente de EEUU, Joe Biden, de retirar a sus tropas del país centroasiático.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *