Alistan estrategia para promover derechos humanos en Iztapalapa

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), Nashieli Ramírez Hernández, firmaron un convenio con el que reforzarán el trabajo conjunto que ambas instancias desarrollan desde el principio de la actual administración.

Durante la inauguración de la oficina de la CDH capitalina en la alcaldía referida, resaltaron que el principal objetivo de ese sitio es impulsar la mediación, conciliación y concertación como lo plantea la Constitución capitalina, así como recibir quejas de la población y buscar la justicia y la restauración de derechos, que es lo más útil para la gente.

Brugada Molina destacó la alianza que se fortalece con esa institución para combatir las desigualdades que afectan a los habitantes de la demarcación en distintos ámbitos, también para capacitación de servidores públicos y para impulsar la cultura de los derechos humanos en Iztapalapa.

En un comunicado, destacó como una de las principales acciones conjuntas entre la alcaldía y la CDH capitalina la formación del “ejército” de orientadoras familiares que desarrollarán talleres familiares en las viviendas iztapalapenses para concientizar y combatir la violencia intrafamiliar y sexual al interior de los hogares, donde ocurre 70 por ciento de violaciones sexuales.

Aseguró que acudir a las viviendas con talleres para toda la familia “es la única manera de combatir efectivamente la violencia” y expuso que con la participación de la CDHCDMX se han diseñado los cursos que se impartirán, para lo cual este organismo capacitará en enero a las 100 mujeres, principalmente trabajadoras sociales y psicólogas, que participarán en este programa.

Así, en febrero comenzarán el trabajo en las colonias de mayor índice de violencia sexual e intrafamiliar, como Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, las unidades habitacionales Ermita Zaragoza, Vicente Guerrero y Santa Cruz Meyehualco, entre otras, donde las orientadoras con cita, que incluso puede ser de noche o en fin de semana, acudirán a los hogares con el propósito de realizar 10 sesiones.

La ombudsperson capitalina, Nashieli Ramírez Hernández, recordó que la comisión que preside tuvo una oficina desconcentrada en Iztapalapa, la cual hacía la misma actividad que la sede central, pero ahora –conforme al mandato constitucional– es algo diferente, y la gente debe saber que tiene a la institución cerca pero no sólo para presentar quejas, sino para buscar la justicia.

Indicó que Iztapalapa ocupa el primer lugar en el número de quejas presentadas ante el organismo que encabeza, que en este año sumaron casi nueve mil, de las cuales 15 por ciento corresponde a esta demarcación y están relacionadas principalmente con temas de procuración de justicia, de seguridad y de salud.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *