Alondra de la Parra, la persistencia tras los sueños

Alondra de la Parra es una directora a quien casi siempre la presentan como la primera mujer en dirigir una orquesta en ciertas latitudes; sin embargo, ante dicha afirmación ella responde: «la verdad es que yo no pienso en esas etiquetas en ningún momento».

Explica que la ceremonia «es una premiación que sale en vivo por televisión y es vista por muchas personas; me dio mucho gusto que me extendieran esta invitación porque estarán artistas y músicos a quienes admiro mucho, me alegra estar aquí y poder participar».

Considera una muy buena idea la existencia de un Les Victoires de la Musique Classique en México, «sería increíble; creo

que tiene que ver más con las disqueras y la industria de la música clásica en México, pero no veo que sea imposible; me parece una idea muy bonita que debemos pensar y ver si la podemos ejecutar».

Añade que la organización la convocó a participar como artista invitada: «me pidieron si podía elegir una obra mexicana». La pieza elegida fue el ‘Danzón No. 2’, de Arturo Márquez, «pensamos que era muy una buena opción por su frescura y su energía positiva».

No es la primera vez que De la Parra (1980) dirige una orquesta interpretando dicha pieza musical, «ya me habían escuchado antes con la Orquesta de París, vieron el video de ese concierto y la pusieron como opción».

Como la ceremonia es transmitida era importante que «no sólo se escuchara correctamente sino también brillara en televisión; no es lo mismo». Después de consultarlo con el mismo Arturo Márquez y recibir su aval, se dio a la tarea de encontrarse con la Orquesta Nacional Metz.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *