Banca Mexicana “se extralimita en funciones” y asola a cuenthabientes

Sin lugar a dudas que en México, vamos de regreso en el tiempo. Aquel mexicano que tenga “tres pesos” en el Banco, tendrá que ir buscando la forma de sacarlo y llevarlo de vuelta bajo el colchón, toda vez que “la banca”, se está extralimitando en sus funciones.

Llama la atención que de más de 57 millones de personas que conforman la Población Económicamente Activa (PEA) en este país, “los bancos”, pongan “el dedo”, una y otra vez en clientes que, no solo son de probada honorabilidad, sino que sus ingresos pueden ser menores hasta de 500 mil pesos anuales, y son precisamente a estos incautos, a los que, personal de los diferentes Bancos que operan en México, traen azolados con abusos y amenazas.

La pregunta es ¿por qué no sacar a relucir a aquello clientes que durante el peñismo manejaron miles de millones de pesos para “lavar” el dinero que sacaban de las arcas gubernamentales? Clientes que utilizaron a la  Banca mexicana para transferir a Bancos extranjeros esos miles de millones de pesos.

Incluso, ¿por qué no perseguir a tanto junior cuyos padres, en un afán de mantenerlos alejados de ellos, depositan miles de pesos en sus cuentas? Padres que, seguramente, forman parte de la administración pública y que no son investigados. Pero no, la consigna es seguir persiguiendo a la clase trabajadora para que terminen viviendo “como muertos de hambre”, que es así como quisieran “los del poder” ver a todos los mexicanos, ¡muertos de hambre!.

Hoy, a “la banca”, ya le dio por azolar a sus clientes vía telefónica, a través de directivos de las diversas sucursales bancarias hasta los días domingo. Llamadas telefónicas que gente que por ostentar un “carguito pinchurriento” en un banco, se creen con la autoridad para amenazar pues, si algo le falta a esta gente es tacto y educación para hacer su trabajo.

Y peor aún  se pondrá la situación en México, cuando se dice que aseguran que en el 2020 las tarjetas de crédito y débito estarán asociadas al RFC del titular, esto con el fin de que, cuando se realice una compra a través de terminales bancarias puedan ser facturadas de inmediato, por lo que ya no se podrá hacer uso de dichas tarjetas sin que el gasto se acumule al RFC y solo podrá deducirse lo que se ocupe, pero ya estarán aquellos gastos que, aun cuando no se deduzcan servirán  para lo que llaman simetría fiscal o sea, cuanto gastan, cuánto ganan, cuanto declaran.

Después de lo anterior, nos queda igual preguntar ¿Qué impuesto pagarán aquellos que del Gobierno Federal reciben al menos 2 mil pesos mensuales? Porque, si bien parece más que increíble, hay familias que dicen poder vivir con 2 mil pesos mensuales y ese dinero “se los regala el gobierno”. De ahí que, sí las autoridades lo que pretenden es “poner contra la pared a todos los mexicanos”, que empiecen por estos que, con tal de no mover un dedo y ser parte de una población “holgazana y muerta de hambre”, que reciben dinero del gobierno y hasta donde se sabe, de una familia, más de tres miembros reciben ese dinero.

De verdad, es increíble cómo las autoridades siguen solo volteando a ver “a la población cautiva del SAT”, pero ¿cuántos millones de pesos cree usted que pueda manejar el comercio informal?. Los tianguistas de Tepito o fayuqueros, o los clásicos vendedores de esquina, ¿a esos también los van a perseguir y obligar a pagar sus impuestos? Porque resulta inadmisible que solo los que están registrados ante el SAT o que tengan una tarjeta de crédito o débito, o aquel cuya pensión cae en una cuenta de banco, o su nómina, o aquel que guardó unos ahorritos en una sucursal bancaria, sean perseguidos hoy por un directivo de sucursal, déspota y prepotente, que goza asolándolo hasta telefónicamente.

Sin lugar a dudas que la CONDUSEF tendrá que ponerse a trabajar investigando qué es lo que realmente está pasando con los Bancos en México, bancos extranjeros que “quieren una vida fácil” quedando “bien” con el gobierno así tenga que llevarse entre las patas a cuentahabientes hasta de más de 25 o 30 años de ser clientes de alguno de esos centros bancarios.

Lo peor de todo esto, querido lector, es que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, está trabajando de manera responsable y transparente, son los bancos los que se unen para cometer actos “terroristas” en contra de sus cuentahabientes. Si usted no les gusta, no les cae bien, no tiene buena facha o simplemente ¡no se deja amedrentar!, es a los que más están presionando quienes solo le echan la culpa “a la banca”, y de manera por demás, déspota, prepotente y cobarde ¡no dan la cara!, solo culpan, pero ni siquiera son capaces de transparentar esas acusaciones.

Si lo que buscan es una cancelación masiva de cuentas bancarias y que sus clientes vuelvan a la antigua y más segura (sic) forma de guardar su dinero, que es debajo del colchón, lo están logrando……

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *