Barcelona envía a sus futbolistas a casa

Como estaba previsto, todos los jugadores del primer equipo acudieron a primera hora de la mañana al entrenamiento del Barça. Y apenas saltaron al césped de la ciudad deportiva para celebrar una improvisada reunión en la que se les comunicó que volvieran a sus hogares.

Advertidos de que la Federación Española había solicitado que se cancelasen las sesiones de trabajo como medida preventiva, los responsables del club corrigieron la decisión del día anterior.

Así, reunido el presidente Josep Maria Bartomeu junto con los doctores Jaume Padrós –presidente del colegio de médicos de Barcelona y jefe de salud laboral del Barça– y Antoni Trilla –jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínico–, se decidió parar la pelota.

“Ante la situación sanitaria y atendiendo las recomendaciones de nuestros servicios médicos, el primer equipo de fútbol suspende toda actividad hasta nueva orden”, resolvió un comunicado oficial de la entidad azulgrana.

“Pero todos los jugadores van a tener muchos deberes, ¿eh?”, cuenta un trabajador del club, también en su casa, porque el Barça había decidido un día antes reducir el personal en la Ciudad Deportiva, además de cerrar el Museu y la pista de hielo, y detener toda actividad de los equipos que no eran profesionales, toda vez que las competiciones también han quedado congeladas hasta nueva orden.

El Barcelona no entiende el parón competitivo como sinónimo de un alto al físico, por lo que desde el cuerpo técnico han elaborado plantillas de trabajo específicas para cada futbolista, que serán supervisados por los preparadores físicos.

Eso sí, trabajarán en sus casas, no en gimnasios donde haya más gente, tal y como se les recomendó en esa reunión matinal. Así, el Barça, un día después, también echa el freno.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *