Brian May agradece seguir vivo

Brian May está agradecido de seguir con vida, después de sufrir un ataque cardíaco y tener que vivir con un dolor «insoportable» por una reacción alérgica, casi fatal, a los medicamentos. En una nota con Good Morning Britain, la estrella de Queen de 73 años habló del «catálogo de desastres» que vivió en los últimos tiempos, después de que le colocaran stents para despejar tres de sus arterias que estaban bloqueadas.

El guitarrista de la legendaria banda comandada por Freddie Mercury dijo al respecto: «Fue bastante malo y las complicaciones que vinieron después también fueron malas». Y agregó: «Fue como escalar un montaña para recuperar fuerzas, pero se ha convertido en mi nueva religión. Estoy feliz de estar vivo porque podría no haber sobrevivido. Tengo tres stents, que están trabajando bien y me siento bien».

En mayo pasado, Brian había revelado que se estaba recuperando de un músculo desgarrado como resultado de un accidente doméstico en el jardín, cuando sufrió un ataque cardíaco en medio de su recuperación.

En diálogo con el ciclo británico y Mazz Murray, una de las cantantes de «Woman», el cover que lanzó May con motivo de la lucha contra el cáncer de mama, el cantante también recordó cuando sufrió la alergia a los medicamentos.

«Ese es el punto en el que casi pierdo la vida, si alguien quiere hablar al respecto, póngase en contacto conmigo. Los stents son buenos para el corazón, pero no son buenos para el cuerpo… lo peor que tuve fue una hemorragia de estómago, perdí mucha sangre. No podía levantarme del suelo, no podía moverme. El dolor era tan insoportable que no podía hacer nada en ese momento. La operación del corazón fue pan comido en comparación con esto», detalló.

Además Brian dijo que no descartaba la posibilidad de que su ataque cardíaco fuera resultado de tener covid-19. «Es posible porque el virus espesa la sangre, mucha gente sufre ataques cardíacos o derrames cerebrales. Es solo una teoría, no lo sé, pero como no bebo, no fumo…». Por último, el guitarrista resaltó la ayuda su mujer, Anita, quien prácticamente le salvó la vida porque él no podía hacer nada y ella actuó como una enfermera.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *