Cerveceros de Tijuana niegan abuso de influencias

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, y el presidente municipal, Luis Arturo González Cruz, manifestaron que la clausura de la Cervecería Insurgente, fue porque incumplió con los permisos, además de que presuntamente abusó de influencias.

A su vez, la empresa, que lleva desde el 5 de octubre sin poder operar, negó que haya trabajado en la clandestinidad, y que recurriera a influencias o moches para funcionar.

Jaime Bonilla explico que el propietario que es sobrino del ex subsecretario de Gobierno, obtuvo un uso de suelo ilegal, a 40 metros de un hospital, en el gobierno anterior, con dinero o con influencias. «Pero todo eso se va a normalizar, no pueden abusar de los derechos humanos y civiles de la gente”, expresó.

«Ellos calladitos se van a ver menos feítos, vale más que hagan las cosas bien porque en este gobierno no van a tener influencias», agregó el mandatario estatal.

El presidente municipal, Arturo González Cruz, dijo que “en el lugar se estableció que utilizaron documentos con apoyo de la administración anterior, que no reunían los requisitos para instalarse en ese lugar y nosotros hicimos un procedimiento legal”.

González Cruz agregó que los propietarios de la cervecería tendrán que buscar otro lugar y cumplir con los requisitos de ley, para poder operar. Sin embargo, la cervecería envió una carta en que asegura que han cumplido con los requisitos que les fueron solicitados.

Cervecería Insurgente calificó como “difamatorias” las declaraciones del gobernador Jaime Bonilla, y aseguró que en los años que lleva en funcionamiento, siempre han realizado los trámites ante las autoridades correspondientes, “sin beneficiarnos de influencias, ni de moches”.

Agrega que, desde el pasado 25 de noviembre hicieron una solicitud de cita con el presidente municipal, con el fin de poder aclarar la situación, y hasta la fecha siguen en la espera de una respuesta por parte de la autoridad municipal.

Cabe mencionar que Alberto Bonilla, hermano del actual gobernador, tiene una residencia a una cuadra del establecimiento de la cervecería, y tras ser cuestionado acerca de si en algo influyó el que su hermano viviera en esa zona el gobernador declaró; “No, mi hermano no se quejó. Yo me quejé».

Los propietarios de la cervecería agregan en su carta que Tijuana se ha colocado como líder en el mercado de las cervezas artesanales, gracias a la labor de las empresas locales, y esperan que el actual gobierno, se enfoque en hacer crecer la economía, así como en generar más empleos en la entidad.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *