‘Chucky’ revive en serie para streaming

Han pasado 33 años desde que el mundo conoció a Chucky en la película «Child´s play» y si bien parecería que esta historia era parte de la cultura pop de los 80 y ahí se habría quedado, su creador, Don Mancini, ha traído al muñeco asesino al nuevo siglo, pero ahora con una serie.

Esta vez, intenta ser mentor (llamémoslo así) de Jake (Zackary Arthur), un niño que compra el muñeco en una venta de garage y una vez que ambos se unen todo se sale de control: muerte, terror, gritos, sangre y también mucha música.

¿Cómo hacer para que este clásico se sienta actual y vigente? Mancini, en entrevista, explica que a diferencia de lo que se ha hecho en las últimas adaptaciones en el cine, la serie de televisión demostrará que una historia como esta no necesita adaptarse a la tecnología y el internet.

«Los clásicos son los clásicos», dice en tono de frase lapidaria el hombre que, efectivamente, creó un emblema del cine de terror durante una década.

«El formato de ocho horas (en televisión) te da espacio para contar historias. Tenemos más tiempo para que te involucres con estos personajes, los conoces mucho más como seres humanos, es más amplio que en una película de 90 minutos. Además, hay más tiempo para que los cuerpos se acumulen, ¿cierto?».

En esta nueva entrega, que se estrena en la plataforma Star+ este 27 de octubre, la historia mostrará al pequeño Jake, quien sufre de una dura vida familiar, justo cuando el muñeco poseído intenta deformar su mente. Pero cuando múltiples asesinatos parecen girar en torno a él, la mirada sospechosa de la ciudad recae directamente sobre Jake.

«Los personajes parecen, a primera vista, ser una cosa, pero luego descubres un poco más sobre ellos», indica Mancini.

«Tener más tiempo y espacio aumenta la tensión porque llegas a conocerlos con mucha más profundidad», insiste.

Mientras Jake comienza la serie como un paria social y víctima del abuso de Lexy (la chica popular del pueblo), la serie Chucky utiliza su formato de múltiples episodios para desarrollar a sus personajes al mismo tiempo que continúan los asesinatos.

En ese contexto es que Jake, quien sufre de acoso escolar y lucha porque las personas acepten su homosexualidad, se une con algunos compañeros para descubrir la conexión de los asesinatos con el misterioso muñeco.

«Pensaríamos que lo más grave sería tener un muñeco asesino suelto por la ciudad, pero a lo largo de los capítulos te das cuenta que la sexualidad de Jake, quien es gay, agrega otra capa a los dolores de crecimiento que enfrenta en la escuela secundaria.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *