Clausuran lago artificial en Valle de Bravo

Por Roberto Meléndez s./bobymesa@yahoo.com.mx

En respuesta a denuncia hecha por el Observatorio Ciudadano de la Subcuenca de Valle de Bravo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró la construcción de un lago artificial, con superficie de ocho mil metros cuadrados, en la comunidad de Los Álamos Acatitlán, hechos que ocasionaron el desbordamiento del río El Molino, lo que ocasionó el derrumbe de árboles y vegetación secundaria.

“La Profepa confirma en la respuesta enviada al Observatorio Ciudadano de la Subcuenca Valle de Bravo que la obra no cuenta con las autorizaciones en materia de impacto ambiental”, confirmó la quejosa por medio de comunicado, puntualizando que en su momento solicitó que la obra fura cancelada y se obligue a los responsables a reparar los daños ocasionados.

Se precisó que con base en el precedente, se urgió Profepa, Propaem, Comisión Nacional del Agua y Dirección de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Valle de Bravo a tomar acciones contundentes sobre otras obras anteriormente denunciadas por el OCVBA que, al igual, se presume se encuentran desarrollando presas privadas, sin contar con los permisos y autorizaciones correspondientes, como el desarrollo Sttupa Ranch que se construye en la zona del Capulin, en Avandaro.

Se reiteró que en respuesta a denuncia presentada el pasado 13 de agosto contra de las obras realizadas de forma irregular en un predio particular en la comunidad de los Alamos, Acatitlán, en Valle de Bravo, en la que se construyó una presa privada, se recibió respuesta de la Procuraduría Federal en la que se confirma que dichas obras no cuentan con los permisos ni autorizaciones que marca la ley.

Se destacó que en el oficio entregado la Profepa informa al OCVBA que personal adscrito a la Subdelegación de Inspección y Vigilancia de Recursos Naturales se constituyó en el lugar de los hechos denunciados el pasado 10 de septiembre encontrando:

“…la construcción de un lago artificial en una superficie aproximada de 8000 m2, para el cual no se presentó la autorización en materia de impacto ambiental para obras dentro de Área Natural Protegida y una superficie afectada en el bosque de aproximadamente 7 mil 500 m2 por el desagüe del lago causado por el derrumbe o deslizamiento accidental del bordo de contención del lago, lo que provocó erosión en el suelo forestal y derrumbe de arbolado y vegetación secundaria…”

Con base en lo anterior, la Procuraduría procedió a clausurar la obra y a imponer una medida de urgente aplicación. Asimismo, señala que la Unidad Jurídica adscrita a dicha delegación, en el Estado de México, “determinará el resolutivo que en derecho proceda”.

Se recordó que el pasado nueve, el Observatorio emitió comunicado, respaldado por diversas organizaciones y personas que lo suscribieron a título individual, en el que de se denunció que esta obra irregular había tenido como consecuencia un grave accidente ocurrido el 3 de septiembre, cuando la infraestructura de la presa privada sufrió un daño en el talud de contención, ocasionando que millones de litros de agua se desbordaran e inundando sembradíos, propiedades privadas y llevando grandes cantidades de azolve a la zona del río El Molino, el cual desemboca en la presa de Valle de Bravo.

En dicho comunicado se destacó que para presentar la denuncia se tomó en consideración la respuesta de las autoridades ambientales federales y locales a solicitudes de información en donde hicieron de nuestro conocimiento que en la zona materia de la denuncia solo se encontraba una autorización para infraestructura eléctrica lo que, aunado a una búsqueda en la Gaceta Ecológica de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, arrojó que en la zona denunciada no existe trámite, autorización o licencia ambiental alguna para la construcción de una presa privada.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *