CNDH presenta iniciativa para garantizar a mujeres una vida libre de violencia

La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, presentó la iniciativa Rutas de acción por el derecho a una vida libre de violencias. Plan Integral de Acciones Institucionales, que identifica los obstáculos jurídicos para que las mujeres accedan a una vida libre de violencia.

Esta iniciativa también incluye la organización de encuentros regionales para alcanzar la igualdad sustantiva, además de la elaboración de una campaña nacional denominada Cero impunidad a la violencia contra las mujeres.

Asimismo, busca garantizar el acceso a órdenes de protección, el establecimiento de senderos libres de violencia y la atención a casos de resguardo y protección.

Otro punto de la iniciativa es fortalecer las líneas telefónicas para denunciar casos de violencia.

La presidenta de la CNDH enfatizó que las diferentes violencias, que enfrentan las mujeres y niñas, se manifiestan en la falta de la debida diligencia, el acceso a la justicia, la invisibilización y criminalización del dicho de las víctimas, entre otras formas que conllevan a una impunidad reiterada.

Piedra Ibarra alertó que por los 10 mil 395 casos de mujeres asesinadas en México, registrados entre enero de 2019 y el 30 de septiembre del 2021, se contabilizaron 736 feminicidios y dos mil 104 homicidios dolosos de mujeres, lo que promedia 10.5 mujeres asesinadas al día en México.

De los 10 mil 395 casos, 7 mil 765 fueron presuntos homicidios culposos y 2 mil 630 presuntos feminicidios durante los primeros nueve meses del 2021.

Mientras que, según información de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, las principales formas de violencia que sufren son:

* Violencia psicológica (38 por ciento).

* Violencia sexual (29.7 por ciento).

* Violencia física (26.3 por ciento).

* Abandono o negligencia (4.5 por ciento).

* Violencia económica (1.6 por ciento).

“Es urgente frenar la expresión más extrema e irreversible de las violencias cometidas contras las mujeres: el feminicidio, mediante una acción de concientización y un auténtico cambio cultural que nos permita reducir y eliminar las diversas formas de violencia institucional que padecen”, dijo Piedra Ibarra.

En ese sentido, la ombudsperson detalló que la Recomendación General 43/2020 constituye una hoja de ruta para avanzar en la consolidación de mecanismos de coordinación para implementar estrategias que prevengan y erradiquen este problema.

Dicha recomendación fue emitida por violaciones al acceso a la justicia e insuficiencia en la aplicación de políticas públicas en la prevención y atención a víctimas de feminicidios, entre otras violencias.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, dijo que la violencia contra las mujeres debe estar presente en la agenda de todas las autoridades, atenderse y erradicarse desde cada una de las trincheras institucionales.

Por lo anterior, dijo que la dependencia a su cargo ha impulsado la capacitación a los primeros respondientes y la revisión -por parte de mujeres, activistas y abogadas- de cada una de las carpetas de investigación abiertas por feminicidios.

Además de que han analizado la formulación de una guía técnica para atender la violencia en razón de género.

A través de un mensaje en video, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet Jeria, afirmó que la violencia contra las mujeres es un flagelo mundial.

Esto por que está presente en los espacios públicos y privados, toda vez que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento.

Mientras que, de acuerdo a encuestas oficiales de México, República Dominicana, Ecuador, Perú y Uruguay, hasta tres de cada cuatro niñas y mujeres han experimentado algún episodio violento.

Además, detalló que las medidas de aislamiento provocadas por el covid-19 agravaron la situación de la violencia doméstica, lo que dificulta a las víctimas acceder a servicios de atención y justicia.

En el caso específico de México, la oficina que encabeza ha brindado asistencia psicosocial a personas defensoras de derechos humanos que trabajan en primera línea de atención a casos de agresiones contra niñas y mujeres.

Por último, hizo un llamado a consolidar el Plan de Acciones Emergentes para Garantizar la Integridad, la Seguridad y la Vida de las Mujeres y las Niñas, anunciado por el gobierno de México.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *