Como novedad, acusar y perdonar a peñistas

¡Otro que se les va! Dicen las malas lenguas que Luis Videgaray Caso, luego de saber que podrían girar una orden de aprehensión en su contra, “huyó” a Israel, país que no cuenta con convenio ni tratado de extradición con México.

Por supuesto que está más que extraño el que se haya negado la orden de aprehensión contra Videgaray Caso, dando tiempo a que el ex secretario de Hacienda viajara a Israel. Él, según se dejó saber, aseguró que “no salió huyendo” pero entonces, ¿cuáles son sus negocios en aquel país? Cuando, presuntamente, el resultado del desfalco a las arcas del pueblo fue guardado en aquel “paraíso fiscal”.

Pero viene lo “más raro”, que de un día para otro el caso Lozoya se fue apagando o se ha mantenido en “silencio” para no levantar más suspicacias, menos aún se sabe qué avances al respeto tiene la Fiscalía General de la República, respecto a las imputaciones que hizo el ex director de Pemex a varios políticos del PRI, del PAN y de experredistas que hoy militan en Morena.

Ahora bien, el plazo que pidió la FGR al juez para investigar y acreditar las acusaciones de Emilio Lozoya vencen en 2021, por lo que se la están llevando “tranquila”, dicen, para evitar errores, sin embargo, algunos de los imputados están buscando auxilio legal para protegerse de las acusaciones antes de que salgan a relucir las ordenes de aprehensión o presentación.

Videgaray, sin embargo, es uno de los más acusados por el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, por lo que luego de un teatro armado a su favor, en donde el MIT lo respaldaba, decidió dejar el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde fungía como director del Proyecto Mundial sobre Políticas de Inteligencia Artificial.

Lo más fácil para el exfuncionario, ha sido buscar protección ante una supuesta orden de aprehensión por parte de la FGR, por lo que viajó a Israel, el mismo país a donde huyó el ex director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón, sobre quien pesa ya una solicitud de extradición del gobierno mexicano a Tel Aviv.

Recordemos que Luis Videgaray fue el “hombres más fuertes” de la administración peñista, muy por encima, incluso, de Luis Enrique Miranda Nava –quien está muy calladito, por cierto-, siendo éste, como operador financiero, quien manejó el dinero de los mexicanos como “mejor convino”.

Ahora, si bien es cierto -y ya lo había comentado- el caso Lozoya se ha ido apagando, no quiere decir que las investigaciones no sigan, sin embargo, han sucedido cosas muy raras como el que un Juez se niegue a girar una orden de aprehensión contra Videgaray Caso o lo que recién ocurrió con el General Cienfuegos que, de repente, le retiraron los cargo en Estados Unidos, bueno, cuando aún está en el poder Donald Trump, pero el hecho es que, actualmente acusan y desacusan muy fácilmente.

Pero insisto, las investigaciones de la FGR continúan y con ellas la documentación de pruebas y elementos suficientes para acreditar los dichos y acusaciones del exdirector de Pemex en contra de políticos del sexenio pasado que, si así lo determina la Fiscalía podrían ser citados a declarar o bien sujetos a una investigación sobre los delitos que les imputa Lozoya y eventualmente se les podrían librar órdenes de aprehensión si así lo ordenan los jueces y si así lo quieren los jueces.

Por lo pronto, Videgaray está felizmente protegido por el gobierno israelí -denotando que pudo haber ciertos negocios entre México e Israel a través de la Secretaría de Hacienda primero y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, al final de la administración-, sin embargo, mientras no haya una orden en contra del exsecretario, éste puede estar tranquilo.

Aunque las acusaciones siguen y aunque sabemos que en mucho hay razones para hacerlo, el que sigue estando en la mira es el Ex Presidente Enrique Peña Nieto, como que éste se vuelve “novedad” cada que “alguien falla” en sus obligaciones políticas en este país.

Lo comento porque volvió a tener “fuerza” el cómo, el gobierno peñista pagó millones de pesos para “iluminar” la imagen de Peña Nieto en los momentos de “mayor necesidad”.

Es que Emilio Lozoya, según declaró, se vio obligado por Luis Videgaray Caso a pagar millones de pesos al venezolano Juan José Rendón, estratega político venezolano que recibió más de un millón de dólares al expresidente por asesorarlo en su campaña presidencial de 2012, dinero que presuntamente, salió de la constructora brasileña Odebrecht.

En su ampliación de declaración, Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, reveló el monto que se le tenía que entregar a Rendón por sus servicios, “el consultor mejor pagado y más temido”.

Y no solo él, hubo otro de nombre Peter Schechter, quien junto con Rendon exigían el pago por los servicios que prestaban a Peña Nieto.

Este tema salió a relucir recién llegó Lozoya a México, luego el caso “se enfrió” y llama la atención que vuelva a tomar fuerza. Esto lo comento porque platicando con gente “común y corriente” nos damos cuenta de que hacen uso del caso “Peña Nieto” cuando se requieren “puntos de preferencia”.

La gente, se ilusiona y desilusiona fácilmente. Hoy, muchos, están desilusionados, tal vez por la pandemia y el encierro, pero pese a su “desilusión” siguen acusando a la administración peñista de todo lo malo que sucede en este país y peor aún, para el pueblo, Peña significa PRI y PRI significa hambre y pobreza en México. No hay puntos medios, no hay más que la gente traiga en la cabeza.

Los mexicanos son altamente influenciables, sea bueno o malo, se van “con la corriente” sin pensar y vemos cómo “lo malo” siempre gana, aunque parezca “telenovela”, por lo que debemos ser altamente prudentes en lo que hacemos y decimos. Los medios de comunicación de alguna manera influenciamos, por lo que el problema más grave que se vive en el país ¡es mediático!, lo cual no ayuda en nada.

En fin que estamos envueltos en un “dimes y diretes” político, lo cual podría ser de pésima influencia para el crecimiento y desarrollo de este país, peor aún, ante la pandemia que seguimos padeciendo…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *