Complicado 2020 para el rebaño

La llegada de refuerzos jóvenes a Chivas genera una innegable ilusión en la afición rojiblanca, aunque ello podrá implicar varios inconvenientes en el calendario, porque este nuevo Rebaño está llamado a ser la base de la Selección Preolímpica.

En marzo se disputará el campeonato Sub-23 de Concacaf, que dará tres boletos a los Olímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, ese torneo a disputarse en marzo en Guadalajara se empalma con algunas fechas del Clausura 2020 de la Liga MX.

Elementos como Cristian Calderón, Uriel Antuna, Jesús Angulo, José Juan Macías, Fernando Beltrán, Alexis Vega y Gilberto Sepúlveda han sido considerados por Jaime Lozano para ser parte del proceso, por lo que de ser tomados en cuenta también para el Preolímpico se podrían perder hasta tres jornadas del mencionado torneo.

Si bien el Preolímpico no está considerado como una Fecha FIFA y por eso las Chivas pueden negarse a la convocatoria de sus jugadores, en la pasada Asamblea de Dueños, todos los directivos dieron su total apoyo para prestar jugadores al Tri del Jimmy Lozano.

El Preolímpico se jugará del 20 de marzo al 1 de abril, pero se tiene contemplada una concentración final en los últimos días de febrero, por lo que el último duelo que disputarían estos jugadores sería la Jornada 8, cuando el Rebaño visite a León.

Los partidos que se perderían son el Clásico Tapatío contra Atlas en la Fecha 9, ante Rayados en la 10 y contra Querétaro en la 11, por lo que la dirigencia de los rojiblancos que encabeza Ricardo Peláez podría negociar con la dirección de Selecciones Nacionales para retrasar la llegada de sus elementos a la concentración final.

El reglamento de competencia dejó de amparar a los clubes que prestaban más de cinco jugadores a la Selección Nacional, pues antes podían reprogramar sus juegos si esto ocurría.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *