Con el arte se rompen muros y se construyen puentes: Dudamel

El músico venezolano Gustavo Dudamel —director artístico y musical de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil)—, recién asomaba en el escenario principal del Auditorio Nacional y el público asistente respondió con ovaciones, revelando así un recinto emotivo y acogedor.

“¡Gustavo, te queremos!», fue el grito que se escuchó entre la multitud en punto de las 20:40 horas, mientras Dudamel caminaba hacía los músicos, quienes le acompañarían en un repertorio único, el cual incluía estrenos de trabajos comisionados a dos compositores venezolanos, música mexicana y un par de partituras —realizadas para cine— escritas por John Williams.

Durante la primera parte del concierto, el público tuvo la oportunidad de escuchar dos piezas que fueron encargadas por la Filarmónica de Los Ángeles a dos compositores venezolanos:»Guasamacabra», del chelista Paul Desenne, y «Fuga con pajarillo», del pianista Aldemaro Romero. Los ritmos que cuatro jóvenes músicos venezolanos colocaron en el ambiente, convocó un ánimo elevado entre el público: “¡Venezuela libre!”, se escuchó entre los asistentes en respuesta al instante músical.

Luego de interpretar estas piezas, el reconocido director de orquesta —que por segunda vez se presenta en el Auditorio Nacional tras su exitosa participación al frente de la Filarmónica de Viena durante marzo de 2018— se tomó unos minutos para dirigirse al público.

“No se pueden imaginar lo emocionados y honrados que nos encontramos al estar en esta hermosa y maravillosa ciudad, una ciudad que hermana. Es maravilloso ver esta comunidad de Los Ángeles que también está representada por México”, expresó Dudamel acompañado por la agrupación, la cual emprendió una gira por el mundo para celebrar sus primeros 100 años de existencia.

Agregó que en este concierto se presentaron jóvenes artistas, quienes forman parte de un programa originado hace unos 11 años, inspirados en el sistema de orquestas infantiles y juveniles de Venezuela, y que ha permitido el acceso a una educación musical de calidad a más de mil 200 niños de comunidades desfavorecidas alrededor de Los Ángeles.

“Es la mejor manera de demostrar lo que realmente representa la música, lo que representa la cultura, el arte; estos jóvenes que han tocado de solistas (en el tema «Guasamacabra») son parte de un hermoso programa del sistema de orquestas de Venezuela llamado Alma Llanera, sistema formado por el maestro José Antonio Abreu”, apuntó el director venezolano.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *