Concentración de gases de efecto invernadero vuelven a batir récords

Los gases de efecto invernadero alcanzaron un nuevo récord el año pasado y un aumento anual superior a la media registrada entre 2011 y 2020, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La OMM, a través de un comunicado al sector científico, alertó sobre la posibilidad que en un futuro los océanos y ecosistemas terrestres pierdan la capacidad de absorber dióxido de carbono (CO?), y dejen de regular el aumento de la temperatura mundial.

El documento fue difundido por el secretario general de la OMM, Petteri Talaas, quién lleva en el cargo desde enero de 2015, del organismo que vela por la distribución de los recursos hídricos, en cooperación y coordinación de instituciones internacionales. El impacto de las actividades humanas como la ganadería intensiva, fábricas industriales, combustibles fósiles y el uso de las energías no renovables, han provocado el aumento de la emisión de gases del efecto invernadero que incrementa el calentamiento global.

De acuerdo con el portal español de Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC), durante el 2020, la concentración del CO? (compuesto de carbono y oxígeno), el más abundante de los gases de efecto invernadero, alcanzó las 413.2 partes por millón (ppm) y se situó en el 149% de los niveles preindustriales. El aumento de la temperatura puede tener repercusiones graves como el incremento de los fenómenos meteorológicos, que tendrán impactos socioeconómicos mundiales, de acuerdo con la OMM.

El monitoreo realizado por la red del Programa de Vigilancia de la Atmósfera Global (VAG), señala que el calentamiento global ascendió entre un 47% y 80% debido al CO?. Con motivo del 26 período de sesiones de la Conferencia de las Partes (CP26), en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la OMM hizo un llamado a los actores de la lucha contra el cambio climático.

El documento refirió que si el aumento de la temperatura sigue a finales del siglo, no se conseguirá el objetivo establecido en el Acuerdo de París. El propósito del tratado es combatir el cambio climático y acelerar las acciones necesarias para un futuro sostenible. «Muchos países están fijando objetivos para alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono y se espera que en la COP26 se produzca un aumento espectacular de los compromisos asumidos en ese sentido. Pero debemos cristalizar esas ambiciones en acciones. No hay tiempo que perder», comentó Petteri Talas.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *