Conectividad: tecnología para salvaguardar vidas

En México, debido a nuestra ubicación geográfica, frecuentemente nos enfrentamos a múltiples emergencias ocasionadas por fenómenos hidrometereológicos como ciclones tropicales, lluvias extremas, inundaciones pluviales, entre otras, y con menor frecuencia, pero alto potencial de fuerza destructora, a fenómenos geológicos (sismos), llegando a atender hasta 100 episodios anuales a nivel nacional.

Para dimensionar el impacto y afectaciones que tienen estos fenómenos en nuestro país, la OCDE y el Banco Mundial apuntan a que las pérdidas por desastres han oscilado anualmente entre el 0.25% y el 2.25% del Producto Interno Bruto. En la industria de las telecomunicaciones, los fenómenos de mayor impacto y afectación son los hidrometeorológicos, que representan cerca del 80% de los fenómenos que azotan al territorio nacional de manera periódica.

En AT&T México sabemos que en momentos así, mantenerse conectado es vital, por eso contamos con un plan de reacción sólido que nos permite actuar oportunamente ante una crisis:

Tenemos un Centro de Operaciones (NOC, por sus siglas en inglés) donde más de 150 ingenieros e ingenieras, monitorean las 24 horas los 365 días del año, la infraestructura desplegada en todo el país. Este monitoreo nos ayuda a estar mejor preparados, pensando por adelantado qué equipos serán necesarios que permanezcan en las áreas que se verán afectadas y quiénes pueden apoyar desde fuera de la zona de impacto.

Hacemos una planeación detallada donde se vislumbran distintos escenarios, lo que ayuda a abarcar más posibilidades de acción. Por ejemplo, cada vez que hay un nuevo ciclón, tormenta o huracán, se hace un análisis que nos ayuda a robustecer los datos ya almacenados y prepararnos ante nuevos panoramas. La mayor ventaja de este análisis radica en la posibilidad de aminorar las degradaciones de la red.

Durante las contingencias activamos un procedimiento de atención de eventualidades denominado C4i (Control, Comando, Comunicación, Computo e Inteligencia), lo que nos ayuda a contener el nivel de impacto hacia nuestra red y servicios y, en su caso, recuperar su operación normal en el menor tiempo posible. Ejemplo de esto fue la rápida recuperación que presentó nuestra red ante el huracán Nora, que azotó la zona del Pacífico en agosto de este año.

AT&T es un miembro activo de cada una de las comunidades donde tiene presencia, por ello, y en colaboración con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), firmamos un convenio para alertar a la población de la llegada de alguna tormenta tropical o huracán, a través de mensajes de texto (SMS) gratuitos, que funcionan como alertas en dos formas: avisan a los usuarios que residen en zonas que se verán comprometidas por un evento hidrometereológico y envían información esencial a la población civil de las medidas de precaución, trayectoria del fenómeno y, en caso de ser necesario, rutas de evacuación.

En lo que va del 2021 se han enviado 386,304 mensajes de texto (SMS) a los estados de Quintana Roo, Oaxaca, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Baja California y desde 2016 se han enviado más de 12 millones de SMS durante las contingencias que se han presentado.

En momentos de adversidad, no sólo aseguramos la continuidad de nuestros servicios, también salvaguardamos vidas, brindando tranquilidad a clientes y empleados. (Por Francisco Muñoz Peraire, Vicepresidente y Director General de la Región Pacífico de AT&T México).

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *