Continúan las agresiones de mujeres ‘marchistas’

Por Karina A. Rocha Priego

¿Otra vez? ¡Ya basta! Como mujeres, profesionistas, nos sentimos agredidas por las acciones que han adoptado las llamadas “feministas” que, como lo hemos dicho en otras ocasiones, se resguardan bajo su “falsa batalla” para destruir todo lo que está a su paso. ¿Qué pasaría si un grupo de antifeministas acudieran a destruir sus hogares por los destrozos que han causado contra todos los mexicanos? Claro que no les gustaría, no entendemos el por qué las autoridades las dejan llegar tan lejos.

Y algo aún más inaceptable es cómo un contingente conformado por menos de 50 mujeres pueda causar tanto daño, como sucedió ayer en la ciudad de México cuando, ese grupo minoritario afiliado al movimiento “bloque negro”, otra vez se manifestaron con el fin de exigir se haga justicia en el caso de feminicidio de “Polly” Olivares y de Diana Patricia, quien fue detenida después de un aborto espontaneo causado por una agresión de su esposo.

Si bien es cierto querido lector que hay casos extremos, que no se debe permitir la violencia de género, que los feminicidios van en aumento y que las autoridades ¡se han visto rebasadas por estos crímenes!, también lo es que el resto de la población, ajena completamente a estos casos, no indiferente, pero si ajena, tengan que padecer los desmanes de estas mujeres.

Según captó nuestro equipo de trabajo, el día de ayer dicho contingente se concentró inicialmente bajo el Monumento a la Revolución, de donde partieron camino hacia el Zócalo; sin embargo, llamó la atención de muchos que varias miembros del grupo portaban martillos, tablas y bates ¿para qué? Pues sí, para destruir, esa no es una protesta, querido lector, eso es agresión al patrimonio de los mexicanos, es vandalismo. Estas mujeres provocan lo que tanto -dicen- las aqueja: ¡la violencia!

Peor aún ¡se burlan de los uniformados de Palacio Nacional! arrojándoles pintura además de hacer grafitis al interior de la estación del metro zócalo. ¿Eso es una protesta, querido lector? Sabemos que muchos de ustedes están más que hartos de estas acciones y que exigen a las autoridades poner un ¡hasta aquí! A estas vándalas que utilizan casos tan tristes como el de Polly para hacer sus desmanes.

Sí, muchos exigimos justicia por aquella mujer que fue detenida por tener un aborto espontáneo que, honestamente han sido muchas las que han sufrido esas acusaciones, como el caso de Diana “N” que fue detenida por sufrir un aborto producto de un embarazo de alto riesgo.

Esta mujer es originaria de Oluta, Veracruz, quien fue detenida el 29 de mayo en el Centro de Reinserción Social de Acayucan, “enfrentando un juicio por homicidio”.

Este caso arroja la “vulnerabilidad de los derechos humanos de la mujer, porque su privación de la libertad obedece a factores producto de una violencia sistemática que ponía en peligro su vida, su salud, su estado psicológico y mental, así como su dignidad y derecho a una vida libre de violencia”.

Además, que “la acusación por homicidio hacia esta mujer denota la falta de perspectiva de género en la investigación realizada hasta el momento”. aún así, querido lector, no debemos seguir permitiendo el vandalismo de estas mujeres ¿o si…?

INMADUREZ POLITICA DE SEHEIMBAUN CONTRA ALCALDES ELECTOS OPOSITORES

Hablando de otra cosa, a la que se le a puesto un tanto fea su situación como Gobernadora, es a Claudia Sheinbaum quien recibió fuertes reclamos de parte de los nueve alcaldes electos de oposición pues la señora, “molesta por la derrota” sólo ha dado “un mes” para la transición en las alcaldías y peor aún, que la señora no haya querido reunirse con ellos.

Estos acaldes son integrantes de la Unión de Alcaldes de la Ciudad de México (UNACDMX), bloque formado por los alcaldes electos de oposición, exigieron a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, respetar los tiempos de entrega-recepción de las demarcaciones, reconocerlos como próxima autoridad y darles un trato profesional.

Queda claro que la derrota sufrida por Morena en la ciudad de México, muestra la “inmadurez política” de Claudia Sheinbaum quien busca la “revancha” poniendo trabas a quienes les arrebataron las alcaldías, pero ¿ya se puso a pensar la Jefa de Gobierno por qué perdieron? No fue trampa ni fraude, fue algo más que un “engrosamiento de urnas” o fraude electoral como pretenden hacer ver ante las autoridades electorales que, dicho sea de paso, estas autoridades parecen estar “bajo el yugo” de Morena.

La inconformidad del bloque es porque el gobierno capitalino modificó criterios y estableció que sea hasta el 1 de septiembre cuando inicie formalmente la transición, en vez de que comience una vez que los funcionarios electos tengan sus constancias de mayoría, como se tenía previsto, provocando con ello un retraso en la transición del gobierno.

Todo parece indicar que la Jefa de Gobierno está tan enojada que busca todas las vias para entorpecer la entrega-recepción del gobierno de las alcaldías que, literamente, a ella, ¡se le fueron de las manos! Y no debe cantar victoria la señora luego de que fuera tan “ovacionada” por los morenistas, pero morena no es México

«Esto conlleva un retraso en la transición de gobierno del saliente al electo o al nuevo gobierno, en donde se afecta directamente a los vecinos, porque entre más tardemos en recibir el gobierno, entre menos información tengamos los y las alcaldesas entrantes, menos resultados vamos a poder dar de manera inmediata», expuso en entrevista.

UNACDMX se queja también de que el gobierno capitalino no haya reconocido a los nueve alcaldes electos como próxima autoridad en las demarcaciones, debido a que todavía existen impugnaciones ante el Tribunal Electoral local (TECDMX).

El periodo que plantea la administración de Sheinbaum, de un mes entre el 1 de septiembre y el 1 de octubre, no es suficiente para la entrega-recepción de las demarcaciones, pues cada alcaldía tiene más de 2,000 o 3,000 trabajadores, ocho direcciones generales y asuntos pendientes en seguridad y obra pública.

Los alcaldes consideran que es un tema muy insensible del gobierno de la ciudad, dejar en buen estado las alcaldías, y da una muy mala sensación de que corresponde a un criterio de no querer reconocer el triunfo de muchos alcaldes electos.

Sobre que Sheinbaum no haya querido reunirse con los alcaldes electos de oposición, cabe recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya recibió en Palacio Nacional a tres gobernadores electos de oposición: María Eugenia Campos, de Chihuahua; Samuel García, de Nuevo León, y Mauricio Kuri, de Querétaro.

Por su parte, la jefa de gobierno declaró que reunirá con los alcaldes de UNACDMX hasta que tomen posesión de sus demarcaciones, y dejó como canal de comunicación  al secretario de Gobierno.

Sobre la etapa de transición mencionó que hay un empalme entre la Ley de Alcaldías y la Constitución local relativo a los tiempos para la toma de posesión.

«La Constitución establecía que el día que entran los nuevos alcaldes es el 1 de octubre y la Ley de Alcaldías establecía el 1 de septiembre; entonces, el Congreso de la Ciudad de México unificó al 1 de octubre, tal como está establecido en la Constitución de la Ciudad de México y, de ahí, se adecuaron los tiempos de la transición», explicó.

La mandataria pidió esperar los tiempos marcados en la ley y ofreció trato institucional no solo para los nueve alcaldes de UNACDMX, sino también para los alcaldes electos de Morena.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *