Corte Penal Internacional investigará guerra de Afganistán

Los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya, Países Bajos, dieron luz verde este 5 de marzo para que los fiscales encargados procedan a realizar una investigación sobre presuntos crímenes de guerra cometidos en Afganistán por los talibanes, el Ejército afgano y el personal militar estadounidense y de la CIA.

«La Cámara de Apelaciones considera apropiado autorizar la investigación», dijo el juez presidente de la sala de apelaciones, Piotr Hofmanski, al señalar que el examen preliminar de la fiscal jefa de la CPI, Fatou Bensouda, había encontrado motivos razonables para creer que se cometieron crímenes de guerra en Afganistán y que el tribunal tiene la jurisdicción para hacerlo.

La decisión, que se produce días después de que Estados Unidos acordara retirar a sus tropas de territorio afgano por un conflicto de larga data, anula una decisión de un Tribunal de primera instancia tomada en abril de 2019 y abre el camino para que la fiscal Bensouda inicie una investigación completa, a pesar de la oposición de Washington, que ha rechazado durante mucho tiempo la jurisdicción de la CPI y se niega a cooperar con ella.

En 2018, el entonces asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, dijo que la CPI, establecida en 2002 para enjuiciar atrocidades en todo el mundo «amenaza inaceptablemente la soberanía estadounidense y los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos».

La Administración del presidente estadounidense Donald Trump impuso restricciones de viaje y otras sanciones contra los empleados de la CPI hace un año. Afganistán es miembro del tribunal con sede en La Haya, aunque Estados Unidos no lo es.

Bensouda cree que existen motivos para abrir una investigación sobre los abusos cometidos entre 2003 y 2014, incluidos los presuntos asesinatos en masa de civiles por parte de los talibanes, así como la presunta tortura de prisioneros por parte de las autoridades afganas y, en menor medida, por las fuerzas estadounidenses y la CIA.

Según el sumario de la CPI, «miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos cometieron los crímenes de guerra de tortura y trato cruel, atentados contra la dignidad personal, violación y otras formas de violencia sexual» desde el 1 de mayo de 2013.

El mismo documento advierte que hay una «base razonable» para creer que «miembros de la CIA» cometieron los mismos delitos en Afganistán y en otros tres países (Polonia, Rumanía y Lituania) contra detenidos acusados de terrorismo.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *