Crisis del coronavirus domina cumbre del G20

El Grupo de las 20 principales economías del mundo inició el sábado una cumbre dominada por el tema de la pandemia del coronavirus, tanto así que en vez de ser una reunión física fue virtual.

La pandemia, que ha matado a más de 1.37 millones de personas alrededor del mundo, ofrece al G20 la oportunidad de demostrar cómo ese tipo de agrupaciones puede facilitar la cooperación internacional para encarar crisis de semejante magnitud, aunque también deja al desnudo sus deficiencias

«Tenemos el deber de salirle al paso a este desafío juntos durante esta cumbre y ofrecer un fuerte mensaje de esperanza y tranquilidad», expresó en su discurso de inauguración el rey Salman de Arabia Saudí, país que es anfitrión del evento y que este año asumió la presidencia del G20.

En conjunto los países miembros del G20 representan un 85% de la producción económica mundial y tres cuartas partes del comercio internacional.

La cumbre cuenta con la participación de los países más grandes y más industrializados del mundo, como Estados Unidos, China, India, Turquía, Francia, Gran Bretaña y Brasil. El presidente Donald Trump es uno de los mandatarios que participará en las sesiones virtuales, cerradas al público, que tendrán lugar entre sábado y domingo.

«La pandemia de COVID-19 ha sido una crisis sin precedentes que ha afectado al mundo en un breve lapso de tiempo, causando pérdidas sociales y económicas a nivel mundial», declaró el monarca saudí, quien convocó en marzo a una reunión de emergencia del G20, en momentos en que el virus se esparcía de manera alarmante por el mundo.

En ese entonces, el saldo de muertes por el virus alcanzaba 22.000 y el G20 prometió compartir información sobre la enfermedad, materiales necesarios para combatirla y estudios clínicos y epidemiológicos, y fortalecer sus sistemas de salud. Además se comprometieron a cooperar en la búsqueda de una vacuna.

Si bien se ha cumplido la cooperación en cuanto al estudio de la enfermedad y el diseño de tests, los países individuales del G20 han preferido acumular sus propias existencias de posibles vacunas.

El rey Salman exhortó a los países miembros del G20 apoyar a los países en desarrollo, aclarando que Arabia Saudí se dispone a inyectar más de 11 billones de dólares a la economía global este año, a fin de ayudar a los pequeños negocios y a las poblaciones más necesitadas.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *