«Danse mutante» se presentará en el Museo Universitario del Chopo

Soy misterio, enemigo, bruja, virgen llorona, caballo salvaje, salida de emergencia, canto de pájaro, ojo triste, manzana podrida, melancolía, lencería vieja, sicario, horizonte, sin papeles, laberinto, desnudez, difunto, tranquilidad, puerta de entrada, sangre nueva , estrella de rock caída, bestia luminosa, fragilidad, puñetazo, verdugo, canción de amor, negro de mierda, cuchillo afilado, hambre frío sed, lubricación vaginal, oasis, cereza de pastel, sumisión, profeta, canto de cisne, masacre, resaca, corazón abierto.

Son algunas de las palabras que a manera de oración pronuncian los personajes de la pieza Cántico, de la coreógrafa canadiense Mélanie Demers, considerada una de las creadoras de la escena dancística más destacadas actualmente, en Montreal.

Demers se encuentra en México para presentar el proyecto de danza-teatro Danse Mutante, especie de “cadáver exquisito”, que articula junto con su obra, otras tres piezas creadas por Ana Liv Young, de Nueva York, Kettly Noël, de Bámako, Balí y Ann Van Den Broek, de Rotterdam, Holanda. , de ahí el nombre de Mutante.

De la propuesta escénica Cántico, creada por Demers, es de la que partió la obra de Ana Liv Young, y a partir de su pieza se inspiró Kettly Noël, y a partir de ésta, Ann Van Den Broek estructuró su obra, estructurando así una especie de “cadáver exquisito” dancístico-teatral.

Un proyecto que tomó más de dos años para estar listo, el cual refleja las preocupaciones sociales y culturales de cada una de las coreógrafas convocadas.

Danse Mutante es una obra no recomendada para menores de 16 años. Cada una de las artistas desarrolla una personal estética conceptual, que permite un singular dialogo -por momentos salpicado de cierto humor negro-, respecto de sus temáticas, que van de la búsqueda por encontrarse a uno mismo, la sobrevivencia, el ser atormentado, el cuerpo, el deseo, la femineidad y la virilidad, pasando por la violencia, el acoso y el abuso sexual, la humillación y el sojuzgamiento; la búsqueda por el poder, una crítica a la colonización, hasta la cuestión de la desesperanza y esperanza del ser contemporáneo.

Las cuatro piezas son interpretadas por dos únicos bailarines: Francis Ducharme y Riley Sims, quienes en su momento trabajaron con las cuatro coreógrafas, en su ciudad y país de origen, y quienes encarnan a distintos personajes femeninos, masculinos, niñas, travestis.

“Soy esbozo, Big bang, enfermedad, bohemio, hijo de puta, cadáver en pie, juez y jurado, tóxico, bache, desaparecido, falta de deseo, cuchicheos, uno del montón, refugio, lacayo, fin del mundo, ruina, silencio, selva, helio, concreto, pesadilla, malas noticias, vete a la mierda, mesa para dos, cuerpo de Cristo, barato, ruptura, podredumbre, hueso roto, fiesta triste, anillo al dedo, césped podrido, no negociable, toma de rehenes, kamikaze, hombre-anuncio, golpe bajo, naturaleza muerta, resurrección, comido por los gusanos, pis en la cama, femme fatale, desesperación, celos, poesía, genocidio, fase terminal, profeta, mala fe, error de fábrica Cenicienta, príncipe azul, microbio, exilio”.

Danse Mutante “es una mirada femenina sobre el cuerpo masculino”, comentó Mélanie Demers, a La Jornada. Es un espectáculo “provocador e íntimo, impregnado de cierta fatalidad reflexiva sobre la creación y la destrucción”.

Esa serie de “mutaciones” fueron presentadas en conjunto y por primera vez en 2019, en la ciudad de Montreal, en un formato de maratón de tres horas, con un intermedio.

Su primer viaje internacional es a la Ciudad de México, en el Museo Universitario del Chopo (Enrique González Martínez 10, Santa María La Ribera), donde se presentarán también las cuatro piezas, en sólo tres funciones, los días 12, 13 y 14 de marzo, a las 19 horas.

De manera paralela a las funciones, el 13 de marzo, a las 17 horas, se realizará una charla con Mélanie Demers y Gabriel Yépez sobre el proceso de creación de Danse Mutante.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *