¡De la lista negra de peñistas mexiquenses!

Por Karina A. Rocha Priego

parte

Continuando con la “lista negra” de políticos priistas mexiquenses, nos ha llamado la atención el que en ésta, no se incluyan los nombres de algunos que, durante la administración federal de Enrique Peña Nieto, aun cuando ostentaron cargos de “bajo perfil”, resultan ser artífices de millonarias desviaciones de recursos, desde la oficina presidencial, hasta los que tuvieron que ver con la “malgastada” ex esposa, Angélica Rivera, quien tenía su propio “bunker de poder”, impenetrable para algunos, pero el gran negocio para “los suyos”.

“La Casa Blanca”, escándalo que protagonizara la ex Primera Dama, fue realmente “poco”  comparación de lo que se orquesto desde la oficina presidencial, pasando principalmente por la Secretaria de Comunicaciones y Transportes encabezada por Gerardo Ruiz Esparza. El hecho de omitir algunos “nombres”, resulta un tanto “sospechoso”, pues nos habla de que no hay investigación profunda sobre el saqueo cometido durante la administraciones  peñista contra México y os mexicanos, por lo que habría que darles un “empujoncito” para sacar a relucir otra parte de esta realidad que mantiene al país “en quiebra”.

Recordemos que, supuestamente a través de esta lista de peñistas, es que las autoridades quieren o investigan operaciones inusuales, relación con banca privada, Sofom, registros inusuales, vuelos extranjeros y nacionales, privados y comerciales, rutas y destinos, relación con notarios públicos, reporte blanco y Cisen, Tribunales, Penales y Administrativos.

Continuando con la lista, salen a relucir:

Erwin Lino Zárate; Sujeto que fue Secretario Particular de Enrique Peña Nieto desde el 2005, cuando era candidato a la Gubernatura del Estado de México,  no sin antes ser Director General de Fomento a la Micro y Pequeña Empresa y Director General de Desarrollo Rural del Estado de México.

Este sujeto, en algún momento fue considerado uno de los “seis hombres del Presidente”, siendo éste la “pared de concreto” que durante el sexenio impidió de todas las formas acercamiento con gente que para él –no para Peña- eran de “alto riesgo”. Un “lobo disfrazado de oveja” que supo aprovechar su cargo para hacer negocios en toda la república, apoyado de algunos otros Secretarios de Estado. Se dice, éste fue el primero en usar hasta trillar aquella frase de “dice el señor que…..”

Cabe comentar que Lino Zárate, para el Gobierno de López Obrador, sería otro valioso “testigo protegido” para llegar al fondo de la investigación que dicen, están llevando a cabo sobre priistas mexiquenses, esos que forman parte de la “red de corrupción más grande de la historia” en este país. Aliado de Peña Nieto, sí, hasta que vea cerca la posibilidad de ir a la cárcel.

Este sujeto sabía todo, desde el escándalo millonario denominado “monexgate” (del cual ya nadie habla) hasta el escándalo del huachicoleo, que seguramente pasaba por manos de Lino Zárate hasta el supuesto acuerdo “de protección” que presumen haber “signado” con el actual Presidente de la República.

En este pacto de “no tocar”, se involucran por parte del equipo peñista a Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Eruviel Ávila, Ana Lilia Herrera, Erwin Lino, Luis Miranda, Ma. Elena Barrera, Francisco Guzmán Ortiz y Ernesto Nemer Álvarez.

Hoy por hoy, Lino Zárate resultó ser “restaurantero”, pues se comenta que el dueño de la Concesión de El Mochomos en Metepec, es precisamente él –entre otros tantos negocios y propiedades- cuando era un sujeto que ¡no tenía nada!. Su mamá era la poderosa en la entidad mexiquense, aun así, éste “giraba cheques sin fondos”.

Por su puesto que en esta “banda de corrupción” comandada por Erwin Lino Zárate, se involucra a Máximo Quintana Haddad, yerno de Lino; a la tía Elena Lino Velázquez de Sánchez; Jorge Arturo Sánchez Vázquez, esposo de Lino Velázquez.

Como podemos darnos cuenta, en la administración peñista o se involucraba toda la familia o tal vez perdían su trabajo, clatro que a Lino Zarate no le costó mucho trabajo “entender” el “modus operandi” de un Peña Nieto que, de tenerle que “rendir pleitesía” a Arturo Montiel Rojas, no sin antes pasar por Carlos Rello Lara, se convirtió en uno de los hombres más ricos de México, ¿Por qué? ¿Por qué se sacó la lotería? ¡Claro que no! Y por consiguiente, sus compinches, hicieron lo propio.

Ahí les van otros “tolucos, tolucos”, como Jorge Corona Méndez, a quien ven como “sirviente de Peña Nieto” y quien supo aprovechar el “síndrome de Hubris” que padece el expresidente convirtiéndose, literalmente en “su sirviente”, lo que le valió para “levantar a toda la familia” que estaba perdiendo “estirpe” en el Valle de Toluca.

Corona Méndez, dicen, fue una de las tres personas más cercanas a Peña Nieto, bueno eran seis, pero usted sabe van perdiendo espacio. Bueno pues este, es otro de los “protegidos” con el fuero legislativo, tras ser suplente del diputado federal plurinominal Jorge Emilio González quien, seguramente, recibió “un premio de más de seis ceros” de Peña Nieto para que dejara a su “remorita” en el cargo y taparse con la sombra, insisto, del fuero, para no ser enjuiciado.

Con más de 15 años de “amistad” con Enrique Peña, se involucró en sus cuestiones públicas, personales y privadas, conociendo y aprendiendo de sus “mañas” para hacerse de “un buen capital”, lo cual también ya está siendo investigado por las autoridades correspondientes.

Por su puesto que dicha investigación se extiende hacia Beatriz Mercado Blanco de Corona, su esposa y Fernando Corona Yurrieta, su primo.

Pero miren como son las cosas, en esta lista, la cual supuestamente está “investigando” la autoridad fiscal, faltan muchos nombres, más de los que podríamos imaginar. Algunos otros, son “de segunda”, no que no hayan “robado”, pero resultan de segunda pues por encima, estarían gentes como Marco Antonio Velasco Monroy, Juan Carlos Morales, Gustavo Segura, entre muchos otros que les iré comentando. Por lo pronto, aquí cierro este espacio, no sin antes también comentarles que, gentes como Ricardo Chemor Ávila, Pedro Chuayffet Chemor, hermano del tristemente célebre Emilio Chuayffet Chemor, Gabino Fraga Mouret, José Chedraui Alam y más que de verdad, le hicieron mucho daño a México.

Pero les adelanto de un tal Adolfo Guzmán, mejor conocido como “Fito” Guzmán, persona muy cercana a César Camacho Quiroz. De este, recordamos que siendo Secretario de Finanzas del CDE del PRI, en el Estado de México (durante la administración de César Camacho Quiroz como Gobernador), en dos ocasiones denunció haber sido despojado, con violencia, de la “nómina confidencial” de ese instituto político. ¡Dos ocasiones!, lo que nos hizo pensar que éste, ¡se robó, literalmente, el dinero!

Pero cuando llegó a la Presidencia de México, fue nombrado Director General de Finanzas y Presupuesto en Presidencia de la República, donde casualmente, el sujeto denunció, también, el robo de una “nomina confidencial”, por lo que por tercera ocasión, pudo haberse robado ¡una omina confidencial completa! Que, seguramente, superaba los seis ceros.

Éste, es considerado como uno de los tantos mega corruptos y rateros de la administración peñista, cercanísimo al ex Presidente y quien nadie ha dicho nada de él, por lo menos no en la presente lista. Continuaremos……

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *