Denuncian corrupción en Ixtapan de la Sal

Al señalar que no fue despedido por el presidente municipal de Ixtapan de la Sal, Juan Antonio Pérez Quintero, sino que él mismo presentó su renuncia por diversos actos de corrupción dentro del ayuntamiento, Miguel Ángel Méndez Pavón, ex contralor municipal, denunció que en la actual administración prevalece el nepotismo y el tráfico de influencias.

Acompañado por Esperanza Gaspar Esparza, representante del Sistema Anticorrupción Municipal de Ixtapan de la Sal, el ex funcionario público municipal explicó que presentó su renuncia debido a que no estuvo de acuerdo con «esconder» diversas denuncias presentadas ante el organismo “autónomo” referido.

Refirió que todo comenzó con el inicio del acta administrativa número MIS-CIM-D-01-2020 por abuso de funciones y tráfico de influencias realizado por Beatriz Cruz Reza y Juan Antonio Pérez Quintero, Síndico y Presidente Municipal del ayuntamiento 2019-2021.

De acuerdo al documento entregado a los medios de comunicación, la síndico irrumpió en las oficinas que ocupa el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción Municipal y les grito: “con que ustedes tienen denuncias en mi contra, pues ahorita mismo las van a romper, porque yo aquí soy la que manda y ustedes son mis empleados, así que si quieren conservar su trabajo más les vale que archiven las denuncias. Se pueden ir despidiendo de sus honorarios, porque, se dieron cuenta, ya se los retuve en acuerdo con el presidente”.

La solicitud de archivar esa denuncia, declaró el ex contralor, también se la hizo a su persona y al negarse, lo amenazó, sin embargo, la hizo llegar a la Contraloría del Poder Legislativo y acto seguido se vio obligado a presentar su denuncia el 4 de febrero.

“Él anuncia que me despidió, pero eso es falso, yo presenté mi renuncia el 4 de febrero, porque no quise desviar las denuncias”, señaló Miguel Ángel Méndez Pavón al mostrar el documento de su renuncia presentada ante el presidente municipal.

Aprovechó para denunciar diversos actos de corrupción cometidos en la actual administración municipal, como nepotismo, tráfico de influencias y hasta desvío de recursos, y es que subrayó que la hermana de su esposa era la cajera del balneario municipal donde por cierto se recauda entre 18 y 22 mdp al año.

Aunado a que el presidente municipal también tiene trabajando a dos sobrinos, uno de ellos en el área jurídica de OPDAPAS y el quinto regidor mediante una asociación denominada Mexiquenses Unidos que es encabezada por su hermano, se encarga de organizar diversos eventos con el uso de inmuebles públicos, tal es el caso del mismo balneario.

Ante ello, dejó en claro que su aparición en los medios primero fue para desmentir que había sido despedido, además para solicitarle al alcalde que se conduzca de tantos actos indebidos y en su caso laboral añadió que no pedirá indemnización alguna por el tiempo que trabajó en el ayuntamiento.

Finalmente se deslindó de cometer algún acto de nepotismo derivado de que su esposa desempeña el cargo de regidora, ya que aseveró lleva 25 años de servicio público ocupando cargos de primer nivel en varias administraciones municipales.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *