Detectan a empresa pesquera presunto lavado y defraudación fiscal

Una empresa pesquera mexicana era usada por grupos criminales para transportar droga al interior de tiburones congelados; la cocaína provenía de Costa rica, llegaba a Yucatán en México para luego partir a Florida, Estados Unidos.

Dicha compañía fue detectada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UI F), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en conjunto con la Secretaría de Marina y de Comunicaciones y Transportes, como parte de la limpieza que se hace en aduanas marítimas.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, explicó que además de detectar el trasiego de drogas se encontró el uso de empresas fachadas y el uso de facturas falsas.

«Este caso en particular tiene qué ver con una operación de comercialización de tiburón, que es utilizada por los grupos criminales, además para transportar drogas hacia Estados Unidos».

«La operación viene de Costa Rica al estado de Yucatán y de Yucatán hacia el estado de Florida, en los Estados Unidos, y está relacionada a partir de una serie de empresas que se utilizan como fachada para efecto de desarrollar las operaciones; en efectivo han tenido retiros por 554 millones de pesos», explicó.

El funcionario afirmó que la empresa pesquera recibió recursos por medio de transferencias por 139 millones de pesos y trianguló recursos con los otros integrantes del grupo financiero que crearon.

«Las operaciones en efectivo registran depósitos por 272 millones de pesos y retiros de mil 783 millones de pesos en el estado de Yucatán, mientras que fiscalmente se declaran ingresos por dos mil 650 millones y deducciones por dos mil 629 millones», afirmó.

Lo anterior, indicó el titular de la UIF, demostró que la empresa compraba facturas para elevar gastos y bajar el pago de impuestos.

Además de esas irregularidades se documentó que la empresa también exportaba y traficaba pepino de mar y los recursos obtenidos eran enviados hacia Hong Kong y Estados Unidos por cantidades de 417 millones y 250 millones, respectivamente.

Pese a los recursos que obtenía, la compañía reportó en 2017 pérdidas fiscales por 1.9 millones de pesos, por lo que Nieto afirmó: «estamos en esquema de lavado de dinero al narcotráfico más defraudación de naturaleza fiscal».

Santiago Nieto afirmó que continuarán con la revisión de puertos y aduanas mexicanas para evitar que se realice algún tipo de actividad ilícita como el que cometía la empresa pesquera.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *