EE.UU. pide la ‘liberación inmediata’ de los dirigentes detenidos en Sudán

La Casa Blanca expresó su «alarma» por el golpe de Estado militar en Sudán y pidió la «liberación inmediata» del primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, y del resto de ministros y representantes políticos civiles detenidos en el país.

«Estados Unidos está profundamente alarmado por las informaciones sobre una toma de control militar del Gobierno de transición» en Sudán, dijo la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en declaraciones a la prensa a bordo del avión presidencial que viajaba al estado de Nueva Jersey.

«Rechazamos las acciones de los militares y pedimos la liberación inmediata del primer ministro y de los otros que han sido detenidos bajo arresto domiciliario. Las acciones de hoy son completamente opuestas a la voluntad del pueblo sudanés y sus aspiraciones de paz, libertad y justicia», añadió Jean-Pierre.

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, «sigue apoyando rotundamente la petición del pueblo sudanés de una transición democrática en Sudán, y seguirá evaluando cómo apoyar mejor al pueblo sudanés para que consiga este objetivo», concluyó la portavoz.

Los militares sudaneses disolvieron este lunes el Gobierno de Hamdok, quien rechazó a través de sus colaboradores lo que considera un golpe de Estado, y llamó a los ciudadanos a protestar contra la asonada.

Horas más tarde, el presidente del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición en Sudán, el general Abdelfatah al Burhan, disolvió tanto el Gabinete de ministros como el propio Consejo Soberano y anunció también el estado de emergencia en todo el país.

Además de Hamdok, otros ministros y miembros civiles del Consejo Soberano fueron detenidos y llevados a un paradero desconocido, según el Gobierno sudanés.

El llamamiento de los colaboradores de Hamdok a los ciudadanos para que protesten en las calles contra el movimiento militar llevó a incidentes en la capital, Jartum, y según el Ministerio de Información, los soldados dispararon contra los manifestantes que rechazaron el golpe militar.

Al menos dos personas fueron heridas de bala durante esas manifestaciones, según el Comité Central de Médicos de Sudán, que añadió que los heridos superan los 80 hasta el momento.

Sudán es el país africano más grande en extensión, con 2,5 millones de kilómetros cuadrados y unos 43 millones de habitantes.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *