EEUU, China y Rusia se suman a cumbre asiática

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el premier de China, Li Keqiang, participaban el miércoles por videoconferencia en la cumbre de 18 países del Asia-Pacífico, una región donde las dos potencias han chocado en temas tan variados como comercio, Taiwán, la democracia, derechos humanos y las cada vez más asertivas reclamaciones territoriales de Beijing.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, también tenía previsto hablar en la Cumbre de Asia Oriental, un amplio foro sobre cuestiones políticas, de seguridad y económicas organizado por la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, de 10 miembros.

Se esperaba que la Organización Mundial de la Salud informara a los líderes sobre la pandemia, que ha golpeado las economías de los 18 países que representan más de la mitad de la población mundial y suponen en torno aun 60% del Producto Interno Bruto global.

En su intervención, Biden reafirmará el apoyo de Estados Unidos a las iniciativas regionales lideradas por la ASEAN y abordará su visión de colaboración con aliados y socios ante los problemas del Indo-Pacífico, según un comunicado de la Casa Blanca. Es la primera vez desde 2017 que un presidente de Estados Unidos asiste a la cumbre, que forma parte de las reuniones de alto nivel organizadas por Brunei, que preside este año la ASEAN.

En otra reunión el martes con los líderes de la ASEAN, Biden anunció una iniciativa de 100 millones de dólares para fortalecer las relaciones con la organización regional ante el auge de China como adversario económico y de seguridad nacional.

Biden calificó la relación estadounidense con el bloque de «esencial». El nuevo financiamiento incluirá dinero para gastos en salud, una nueva iniciativa climática, programas de asistencia a la recuperación económica de la pandemia y programas de educación.

«Quiero que ustedes escuchen directamente de mí la importancia que Estados Unidos le da a su relación con la ASEAN», dijo. «Les prometo que pronto estaré con ustedes y me comunicaré con ustedes».

Las relaciones entre Washington y Beijing han empeorado aún más tras hundirse durante el mandato del expresidente Donald Trump, que adoptó una estrategia de confrontación en comercio, visas, representación diplomática e intercambios educativos.

Las reuniones de la ASEAN se han visto empañadas por un conflicto diplomático después de que el gobierno militar de Myanmar se ausentara de la cita en protesta por la decisión de la ASEAN de vetar la asistencia del general Min Aung Hlaing, cuyas fuerzas tomaron el poder en febrero.

La decisión fue la reprobación más firme de la ASEAN a Myanmar desde que el enviado del bloque no recibió autorización para reunirse con la depuesta líder Aung San Suu Kyi y otros detenidos políticos, dentro de una propuesta de diálogo para desactivar una crisis en la que han muerto más de 1.100 personas, la mayoría manifestantes contrarios al Ejército.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *