El Conjuro 3: el primer trailer revela un aterrador caso real

Ed y Lorraine Warren están de vuelta para la tercera parte de la historia de El Conjuro, que esta vez se aleja del mundo de la fantasía sobrenatural para centrarse en el caso de un asesino real conectado con la posesión de un niño.

The Devil Made Me Do It, nombre que lleva la tercera entrega de la saga que comenzó en 2013, tiene como director a Michael Chavez, quien esta vez presenta una película que, por lo que se puede ver en su primer trailer, parece más una historia de True Crime que una ficción, y con esto nos da el capítulo más oscuro de la historia hasta la fecha.

Vera Farmiga y Patrick Wilson están de regreso como los investigadores sobrenaturales más famosos del mundo, y están acompañados de Julian Hillard, quien dio vida a Billy Maximoff en WandaVision y a un joven Luke en The Haunting of Hill House, y en esta ocasión se convierte en un niño que protagonizó un famoso caso de posesión satánica.

El primer adelanto de El Conjuro 3: The Devil Made Me Do It comienza en Connecticut, donde un hombre cree haber lastimado a alguien, pero asegura no recordar qué fue lo que pasó, lo que eventualmente lleva a los Warren a involucrarse con el caso para intentar brindar su ayuda.

El estilo visual de la película es lo que hace que se sienta casi como una especie de documental, que poco a poco se va poniendo más oscuro y aterrador.

La sinopsis oficial dice: “Una escalofriante historia de terror, asesinato y maldad desconocida que conmocionó incluso a los investigadores paranormales de la vida real Ed y Lorraine Warren. Uno de los casos más sensacionales de sus archivos, comienza con una lucha por el alma de un niño, luego los lleva más allá de cualquier cosa que hayan visto antes, para marcar la primera vez en la historia de los Estados Unidos que un sospechoso de asesinato afirmaría estar poseído como defensa”.

La película cuenta la historia real de Arne Johnson, un hombre que en 1981 fue arrestado y juzgado por asesinato, y que se convirtió en el primer en usar la excusa de la posesión satánica como defensa.

“No recuerdo nada. Lo único que recuerdo es que estaba en prisión y dije: ¿Qué hago aquí?. Me decían, estás siendo acusado de asesinato”, relata Johnson en un video para promover El Conjuro 3.

Los Warren fueron llamados a formar parte del caso real, ya que tanto la novia y la suegra de Johnson estaban convencidas de que el crimen no había sido una pelea, sino el resultado de una posesión demoníaca, que fue lo que llevó a Johnson a perder el control de su cuerpo y a mater. El caso fue muy sensacionalista y todos los medios hablaron al respecto durante semanas, y eso dio pie a que más personas intentaran usar la posesión como defensa (aunque Son of Sam ya había hablado de demonios antes).

El caso de Arne además estaba conectado con el de un niño pequeño que había sido poseído por más de 40 demonios. El pequeño se llamaba David Glitz y era el hermano de la novia de Johnson, quien supuestamente participó de un exorcismo que pretendía salvar el alma del niño, pero en su lugar, uno de los demonios terminó dentro del cuerpo de Arne.

Todo esto se dio a conocer durante el juicio, pero el juez Robert Callahan lo calificó de “irrelevante y sin sustento científico”, determinando que el crimen se había realizado en defensa propia, así que en noviembre de 1981, Arne Johnson fue condenado a cumplir una condena de 20 años, aunque solo pasó 5 en prisión y fue liberado por buena conducta.

La película llegará a cines y HBO Max el 4 de junio de 2021.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *