El primer “presidente neoliberal” de Morena, dice Batres a Delgado

En su primer mensaje como candidato electo en la presidencia nacional de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado Carrillo dio inicio a la contienda electoral de 2021 con un mensaje para “la derecha” y utilizó el ya conocido “me canso ganso” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para afirmar que Morena ganará esos comicios que, además, serán los más grandes en la historia de México.

La percepción de quienes apoyaban al ahora candidato derrotado, Porfirio Muñoz Ledo, es que se le dio la victoria a un hombre que es afín al Presidente de México. Quienes respaldan a Delgado Carrillo aseguran que su victoria abrirá paso a la unidad.

Luego de casi dos horas después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) informó sobre el triunfo de Delgado, Porfirio Muñoz Ledo subió un mensaje a Twitter.

No felicitó al Diputado federal ni habló de unidad. Se fue contra el procedimiento de selección e invitó a la militancia de Morena a “expresarse”: “La única decisión aceptable para la organización de un partido político es la de las bases de ese partido, expresadas además en sus órganos  constitutivos. Estas encuestas son hechas por compañías privadas y al margen de la ley. Siempre protestamos contra ellas porque significaban el triunfo del dinero sobre los principios”.

“En nosotros toda la militancia reside la decisión final. Yo los invito a que se expresen, que rechacen la compra de la política por e dinero y afirmen el proyecto histórico de nuestro partido Morena, que no está al servicio de ningún futurismo ni ninguna fortuna personal”, dijo el experimentado político, quien acusó directamente al Canciller Marcelo Ebrard Casaubón de promover y financiar la candidatura de Mario Delgado a la presidencia de Movimiento Regeneración nacional

En este encontronazo, la Diputada federal Tatiana Clouthier Carrillo asegura que la victoria de Delgado Carrillo traerá un trabajo conjunto “a favor del país”, pero el Senador Martí Batres Guadarrama dice que “por obra y gracia” del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y del Instituto Nacional Electoral (INE), Morena tendrá “su primer presidente neoliberal. Lo mismo que le pasó al  PRD en 2008”.

El disgusto de Batres Guadarrama por el triunfo de Delgado confirma su animadversión por el Diputado federal y por quien considera su jefe: Marcelo Ebrard Casaubon.

El 6 de septiembre de 2011, Ebrard Casaubon, siendo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, informó a Martí Batres su destitución del cargo como Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del entonces Distrito Federal.

Ambos se reunieron durante un par de horas, luego de que Batres criticara al Jefe de Gobierno por haber saludado al entonces Presidente Felipe Calderón Hinojosa durante el V Informe de Gobierno.

Batres dijo que si realmente se quiere avanzar es necesario ser consistente con los ideales y creencias. Ebrard le reviró con una carta donde le informaba de su renuncia y en la expuso: “Con base en los artículos 122, Apartado C, Base Segunda, fracción II, inciso d) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 67, fracción V del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, el mandatario local informó que “he tenido a bien removerlo (sic) del cargo de secretario de Desarrollo Social del Distrito Federal”.

Antes, es misma mañana del 6 de septiembre de 2011, Ebrard respondió a los señalamientos que le hizo Batres: “Yo respeto todas las opiniones de los servidores públicos, lo que habría que decirle a Martí es que si no está a gusto, yo ya se lo dije, pues no tiene nada que hacer en el gobierno”; si a él no le parece correcto, cada quien está en libertad de opinar lo que quiera, pero al ser miembro de un gobierno tienes que ser congruente”, dijo Ebrard a la prensa.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *