En Congreso Local, empleados obligados a seguir asistiendo a oficinas, pese a Covid-19

Por Karina A. Rocha Priego

¡Qué decepción tan grande que todavía haya gente que piense que el Covid-19, es una broma! A pesar de que se ha dado a conocer que entramos a Fase II de la pandemia y que estamos a punto de la Fase III, todavía haya gente, no solo que vive en las calles ¡sin protección!, sino que haya funcionarios públicos a los que les viene valiendo menos que “madre” el que este virus se siga propagando y no permita que su gente, o se vaya a s casa, o se les de todos los suplementos necesarios para su protección.

En el Congreso del Estado de México, hay gran malestar entre los empleados, ya que los obligan a seguir yendo a trabajar y cuidadito al que falte porque, no solo les descuentan los días, sino que pueden ser castigados en su trabajo.

Queda claro que en México ¡no estamos preparados para una pandemia!, la gente no lo toma en serio y los servidores públicos tampoco. Al grado de que hay varios políticos infectados y quién sabe a cuántos más han infectado. Hay quienes se sienten “dioses” y creen que no pueden ser alcanzados por la enfermedad y siguen saliendo a las calles, haciendo giras, saludando gente, sin importarles que este mal se propague. Es más, hay quienes piensan que lo que esa clase de políticos pretenden, es “deshacerse” de media población mandándolas a “la muerte” a través de este virus.

Y es aquí donde, insisto, hay gran malestar en el Congreso del Estado de México, donde el morenista Maurilio Hernández, Presidente de la Junta de Coordinación Política, ¡se ha negado a sesionar! para declarar la emergencia que se vive, no solo en México, ¡sino en todo el mundo!, y permitir que la gente se proteja de esta enfermedad.

Pese a recomendaciones del Gobierno Federal, siguen obligando a los empleados del Congreso a ir a trabajar, cuando pueden seguir trabajando desde su casa, como lo permite la ¡modernidad de estos tiempos!. Es increíble que un Maurilio Hernández, Diputado local, quien pretende ser Gobernador del Estado de México, le asegure a su gente que, lo que los medios publican ¡son exageraciones! ¿Es en serio? ¿Se le hace exagerado que el Gobierno de la República haya dado a conocer, ayer mismo, que hay 1094 casos confirmados en México y 28 muertos? ¿Eso es exagerado para el presidente de la Jucopo en Edoméx?

¿Tampoco será exagerado para él que en el mundo haya más de 757 mil infectados y más de 36 mil muertos? Increíble pero cierto, querido lector. Esto por supuesto molesta a la población y a los trabajadores de todos los niveles del Congreso local, que no piden, ¡exigen! que les permitan irse a sus casas, trabajar desde sus casas, y permitirles protegerse de este mal.

Sabemos que en el Congreso mexiquense hay guardias, que desde hace dos semanas, mandaron a sus casas a empleados mayores de 60 años y a madres con hijos menores de 13 años, y bueno, son los más vulnerables, pero eso no significa que los demás, no corran riesgos; hasta donde sabemos, el propio Maurilio Hernández ayer 30 de marzo cumplió 65 años de edad y qué, ¿no es vulnerable? ¿Es otro de los que se sienten intocables? Puede que él si lo sea, sus empleados no y exigen sean respetados su derecho a protegerse de la pandemia.

¡Aguas!, habría que preguntar al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Jorge Olvera García, cómo se protegerán los derechos de los empleados, no solo del Congreso, sino de todas las instancias gubernamentales, en caso de que ¡no los dejen salir de sus trabajos para evitar ser contagiados de Covid-19, pues todos tienen derecho a resguardarse de este mal, al que NO estábamos preparados.

Ahora bien, no se fueron todos los mayores de 60, pues hay algunos Jefes mayores de 60 años, hipertensos y diabéticos, a los que, ¡por ser jefes! tampoco les dan salida, pero son vulnerables, muy vulnerables.

Peor se pone la situación cuando el OSFEM ¡sigue trabajando como si nada!, y su problema es tan grave como que “trabajan uno encima de otro”, no tienen espacios adecuados, aquí no existe eso de “sana distancia” pues ¡no tienen para dónde extenderse!, ¿y dicen que son exageradas las notas que respecto al Covid-19 se dan a conocer? ¡No inventen!

Ya bastante irresponsabilidad hay entre servidores públicos que hoy están enfermos por “considerar exagerada la información que se daba a conocer!, como para que en el estado de México tengamos que padecer lo mismo.

Lo que son las cosas, hay servidores públicos que, ¡como ratas!, se fueron a resguardar a sus casitas desde el día “0”, sin armar estrategias de protección para sus gobernados; otros, les valió y siguieron “conviviendo” con la gente, y hoy están infectados, y otros pocos, muy pocos, han hecho las cosas como debe ser, ante esta pandemia que, para gentes como Maurilio Hernández, ¡es exagerada!…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *