En FGJEM prevalece incapacidad, ignorancia, soberbia y prepotencia de servidores públicos

Por Karina A. Rocha Priego

Indiscutiblemente que todos los seres humanos, los buenos seres humanos, merecen lo mejor. Como ciudadanos también merecen lo mejor porque han confiado en aquellos que tienen en sus manos “el poder” de darles siempre lo mejor. Seguridad, servicios, oportunidades. No solo se trata de “hacer el regalito” de los 2 mil pesos mensuales, se trata de dar a todos aquellos que confiaron –y también las que no- en las autoridades lo que prometieron y por lo que están pagando “sus servicios”. Hasta el momento, todo servidor público no quiere entender que están “para servir”, como la mesera que atiende en un restaurante o el jardinero que corta el césped de sus casas; la cocinera que les da de comer o la enfermera que les cuida en un hospital.

Los servidores públicos reciben un sueldo ¡del pueblo que gobiernan!, lo menos que pueden hacer es “servirles y servirles bien”. Pero no sucede así. Desgraciadamente nos damos cuenta que éstos siguen cometiendo los mismos errores, siguen teniendo las mismas fallas, y ya no son fallas “de seres humanos comunes y corrientes”, son fallas de servidores que prefieren ¡servirse de los demás! Pues eso es lo más fácil.

Recientemente hasta esta redacción llegó la denuncia de un joven que no solo fue asaltado por un taxista ¡de Toluca!, sino que además fue abusado sexualmente por el conductor, el cual, hasta donde se sabe, se dedica a eso, a asaltar jovencitos que salen de un “antro” o centro de recreación por la noche, ni siquiera de madrugada, ni siquiera con alcohol en la sangre, simplemente, salen y al pedir auxilio para un taxi, los mismos cadeneros –otra vez los cadeneros- ponen al taxista para que los lleve.

En este caso en particular, nos relata el afectado que fue a denunciar el hecho ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y como era de esperarse recibió NULA atención, pues lo enviaron a una instancia diferente, con los tradicionales “malos modos” a donde, no solo ¡tampoco lo atendieron, sino que cínicamente le dijeron que él tenía la culpa de lo que le había sucedido!

Y me detengo un poco para preguntar a todos los que ahí trabajan –o dicen que trabajan pues sólo son una bola de baquetones que les da flojera seguir los casos y trabajar para lo que les paga ¡el pueblo! ¿Ustedes quiénes son o que autoridad tienen para decirle al afectado que él tiene la culpa? ¿Quién les da esa facultad para, antes de hacer su trabajo, juzgar a los afectados que acuden a ellos a presentar sus denuncias? ¿Con qué calidad moral se atreven a dar ese veredicto sin antes ahondar en el caso?

Los hechos ocurrieron cuando este jovencito, a las 21:00 horas de la noche, salió del lugar denominado “Clichi Toluca” que se encuentra ubicado en Los Portales del Centro Histórico de la capital del Estado de México, acompañado de un amigo. Ambos tomaron el taxi, primero bajó uno, el que se quedó en el taxi para ir a su casa, a unos diez minutos adelante, fue cuando se suscitó el asalto y el abuso. Literalmente el jovencito tuvo que llegar a su casa, lastimado y prácticamente encuerado.

Sin embargo, hemos de comentar que, así hayan sido las tres de la mañana, el mentado taxista ¡no tenía por qué asaltarlo y encima de ello abusar de él! Esto demuestra, una vez más, que los abusos continúan, que no hay vigilancia, que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México sigue siendo “un elefante blanco” que le cuesta muchos millones de pesos a los mexiquenses. Que la gente que ahí trabaja, tendrá que experimentar en carne propia lo que los denunciantes padecen tras ser atacados –de cualquier forma- para que atiendan a los demandantes con respeto, civilidad y ¡profesionalismo!

Señor Gobernador, la atención a las denuncias que se presentan, por cualquier vía, sea medio de comunicación, Facebook, twitter o como sea, ¡están siendo ignoradas por su personal!, y ello, lejos de ayudar, demuestra ineficacia de las instancias responsables de atender casos como éste. Créame que, ¡No por ignorar, van a resolver! Y eso, ha quedado más que claro. Espero que no tenga que venir el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que a éste le entreguen en papel las demandas ciudadanas, para que les hagan caso, atiendan y respeten a las víctimas de algún abuso y, sobre todo, a las víctimas de la ignorancia, incapacidad, soberbia y prepotencia de los servidores públicos estatales que si bien no son todos, si son demasiados para una administración que quiere brillar…

QUE SIEMPRE NO, QUE SERÁ EN FEBRERO

Hablando de otra cosa, ahora resulta que “por buena onda” la Secretaría de Movilidad, cede ante las demandas de los ciudadanos y el incremento de 2 pesos al pasaje en la entidad mexiquense, se aplicará hasta el mes de febrero. ¿Pues a qué estamos jugando? Y no es porque en verdad quieran apoyar a los ciudadanos, pues en su momento, Raymundo Martínez Carbajal dijo que “con la pena, ya estaba publicado el incremento en la Gaceta de Gobierno y eso, era intocable, imborrable”, hoy, resulta que siempre no.

Queda claro que el aprobar el incremento se hizo sin pensar y al vapor, tanto que, a pesar de que el incremento entraba en vigor el pasado 1º de Enero, resulta que ya no porque, primero “quieren ayudar a la población en esta cuesta de enero? (sic), segundo, porque falta distribuir en su totalidad las pirámides tarifarias. O sea, ¡la regaron!, pero de que se va a dar, se va a dar.

Según el Secretario, la propuesta de un “mes de gracia” para los usuarios, fue solicitada por el Consejo Consultivo del Transporte del Estado de México, y que éstos se concienticen del ajuste, que “La idea es, avisarles durante todo el mes de enero, y que sea un período para informar a la gente, decirle que se va a dar este ajuste. La cuesta de enero es compleja, y ya a partir de febrero que sean repartidas todas las pirámides tarifarias, entonces sí se haga efectivo el ajuste”.

Sin embargo, la realidad puede ser otra, ya que, precisamente el día de ayer en el municipio de Tlalnepantla, fueron agredidos manifestantes, entre los que había estudiantes del Estado de México y de la CDMX, dicen, por Policías Federales y de la Guardia Nacional.

La manifestación se realizó en contra del aumento a la tarifa del transporte público en el Estado de México. Hubo tres detenidos y cuatro heridos, hasta el cierre de ésta columna. Fueron replegados por policías municipales. Sin embargo, esta fue una manifestación de inconformidad por dicho aumento. ¿Creen que en un mes la gente lo va a aceptar?

El detalle es que no deben estar jugando con la gente y pensar en un verdadero reordenamiento. Viendo el asunto como un usuario común y corriente, resulta que los choferes de autobuses, micros y combis siguen siendo unas ¡bestias para manejar!, que lo mismo les da un carril que invadir el otro.

Que el “echar carreritas” entre empresas es cotidiano para ellos y lo más lamentable, las muertes de usuarios en accidentes donde estos se ven involucrados, también es cotidiano para ellos ¿y quieren cobrar más? Primero que se eduquen y cumplan con las reglas ¡al cien por ciento! y dejen de dar “mordidas” para que los dejen trabajar y luego que piensen en cobrar más porque, honestamente, ¡no se lo merecen!.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *