Enaltecerá INAH la memoria mexicana dentro del Proyecto Cultural Bosque de Chapultepec

Como una apuesta no sólo por la creación de nuevos espacios sino por el fortalecimiento y recuperación de la infraestructura ya existente, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se suma al proyecto Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura, impulsado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Gobierno de la Ciudad de México, a través del desarrollo de importantes iniciativas de recuperación de espacios de gran valor histórico y patrimonial.

Como lo ha dicho la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, Chapultepec tiene cerca de 800 años de convivencia con el hombre, con la civilización que se creó alrededor de él. “Es momento de construir un legado congruente con las generaciones futuras. El legado es articularlo y unirlo como concepción: desde el ajolote hasta lo más reciente del arte digital, el mamut y la instalación contemporánea, con una visión de cultura integral y mucho más abierto de las manifestaciones artísticas”.

Como parte del Complejo Cultural Los Pinos, el INAH colabora en la creación del Museo Residencia Presidencial Lázaro Cárdenas, así como en la recuperación de la antigua Ermita Vasco de Quiroga y del antiguo Molino del Rey, inmueble donde se erigirá el Cencalli-Museo del Maíz.

A inaugurarse, el próximo 19 de octubre, en el marco de las conmemoraciones por el 50 aniversario luctuoso del general Cárdenas, la Residencia Presidencial Lázaro Cárdenas será un nuevo museo de sitio, cuya adaptación corre a cargo de un equipo multidisciplinario de historiadores, diseñadores y museógrafos del INAH, quienes buscarán con su propuesta ahondar en quién era, de dónde vino y por qué se considera a Cárdenas como el primer Presidente de la historia moderna de México.

A través de 14 salas de exposición, más cuatro estaciones de consulta distribuidas en las habitaciones y los dos pisos de la antigua residencia presidencial ―fundada en 1934, en los terrenos del Rancho La Hormiga―, el público podrá interactuar no sólo con objetos históricos originales y facsimilares, documentos, fotografías y demás recursos multimedia, sino que, a través de todos ellos, conocerá a la persona que fue Cárdenas.

El discurso museográfico estará dirigido fundamentalmente a los públicos infantil y juvenil: “La intención es, por un lado, que el visitante descubra cómo un muchacho que trabajaba en una imprenta en Jiquilpan, Michoacán, llegó a ser el mejor político y Presidente de su siglo; y por el otro, hacer saber a los niños y niñas que ellos mismos pueden cambiar la historia, identificarlos desde la primera sala con aquel muchacho Cárdenas”, apunta Salvador Rueda, director del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, quien participa en el proyecto.

Para lograr lo anterior, añade Juan Manuel Garibay, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, el recorrido integrará objetos personales ―entre ellos un facsimilar de la banda presidencial y una silla del acervo del Palacio Nacional–; mobiliarios y objetos de época; obras plásticas; fotografías y fotomurales; mapas y planos; líneas del tiempo; videos documentales; grabaciones de época; además de bases de datos con, por ejemplo, los más de dos mil decretos que el expresidente Cárdenas expidió durante su mandato.

El museo contará también con áreas de consulta documental y fototeca, de orientación al público, de comunicación educativa para desarrollar talleres y actividades didácticas, así como bodegas para colecciones y paquetería.

Si bien, señala Salvador Rueda, en Jiquilpan existe desde los años 70 un museo dedicado al general Cárdenas, este nuevo proyecto complementa aquel primer esfuerzo, al tiempo que presenta en este siglo, gracias a tecnologías de vanguardia, “al político que ha dejado la huella más honda de su actuación a lo largo del siglo XX y lo que va del XXI”.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *