EUA insta a Seúl y Tokio a mantener intercambio de información militar

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, instó este viernes a Corea del Sur y Japón a renovar el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, por sus siglas en inglés).

El jefe del Pentágono hizo este llamado durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo, después de celebrar su Reunión Consultiva de Seguridad (SCM) anual en Seúl.

«GSOMIA es un instrumento importante, particularmente en tiempos de guerra … Instamos a todas las partes a sentarse y resolver las diferencias», dijo Esper, citado por la agencia Yonhap.

El acuerdo sobre el intercambio de información militar clasificada entre los dos países vecinos expirará el próximo 23 de noviembre, luego de la decisión de Corea del Sur en agosto de terminarlo en respuesta a las restricciones a la exportación de Japón citando preocupaciones de seguridad.

«Los únicos que se beneficiarán de la expiración de GSOMIA y la continua fricción entre Seúl y Tokio son Pyongyang y Beijing», advirtió el jefe del Pentágono.

Estados Unidos ha estado presionando a Seúl para que reconsidere su decisión, ya que considera el GSOMIA como un mecanismo clave para la cooperación de seguridad trilateral con sus dos aliados asiáticos, que sirve para hacer frente a las amenazas de Corea del Norte y China.

Corea del Sur ha manifestado que cualquier tipo de reconsideración sería posible solo si Japón cambia su postura y elimina los obstáculos de exportación contra Seúl.

Tokio necesita ceder algo de terreno, señaló el ministro de Defensa surcoreano, de acuerdo con la cadena japonesa NHK que informó que Jeong ha pedido a Japón que se comunique con Seúl para mantener vivo su pacto de intercambio de inteligencia.

Jeong dijo que aún queda algo de tiempo antes de que expire el pacto, y es deseable que los gobiernos de los dos países mantengan conversaciones de manera positiva, y que GSOMIA se mantenga en su lugar.

En cuanto al tema de las negociaciones sobre el reparto de los gastos de defensa entre Corea del Sur y Estados Unidos o el Acuerdo de Medidas Especiales (SMA), Esper instó a Seúl a aumentar su contribución, argumentando que el país asiático es lo suficientemente rico como para incrementar el monto de su participación.

Las negociaciones en curso sobre el SMA estipulan cómo repartir los costos para el mantenimiento de los 28.500 soldados estadounidenses estacionados en Corea del Sur.

Algunos informes señalan que Washington quiere que Corea del Sur pague 5.000 millones de dólares anuales, a partir del próximo año. Bajo el acuerdo actual, que expirará a fin de año, Seúl paga 870 millones de dólares al año.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *