Exsecretarios de Salud dejaron un ‘cementerio de hospitales’

Ante las críticas de los exsecretarios de salud de sexenios pasados por el manejo de la pandemia, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que respeta esas opiniones, pero que tienen que ver con los intereses políticos partidistas.

Días atrás, José Narro, titular de la Secretaría de Salud, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, estimó que la vigilancia que aplica el gobierno federal podría haber dejado más de 43 mil casos positivos de Covid-19 sin considerar. No obstante, hasta este jueves se confirman 29 mil 616 personas contagiadas desde el inicio de la pandemia en México.

Julio Frenk Mora, uno de los principales impulsores del Seguro Popular en el sexenio foxista, advirtió que la actual administración ha minimizado los efectos del coronavirus en el país y que se desmanteló el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, pues en el presupuesto de este año se le quitaron 52 millones de pesos a la Dirección General de Epidemiología.

Pablo Kuri, exsubsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y quien fue el encargado de la estrategia para enfrentar la influenza en 2008-2009, aseguró que es difícil tener un control si no se toman las muestras.

Además, alertó sobre el riesgo de un rebrote de la epidemia en México si no se toman las precauciones y medidas con base en información real y precisa.

“Todos ellos estuvieron en gobiernos de partidos opositores a nuestro gobierno, y yo creo que ya los mexicanos saben quién es quién en el tema de salud, qué dejaron, cómo está el sistema de salud”, señaló López Obrador.

“No miento, lo estamos levantando, lo dejaron en ruina, imperó la corrupción, se robaban hasta el dinero de las medicinas. Cientos de hospitales inconclusos por todo el país, un cementerio de hospitales, centros de salud abandonados en Oaxaca, Chiapas, Yucatán…”, agregó.

No obstante, refirió que los exfuncionarios tienen todo el derecho de opinar, de manifestarse, de criticar, de disentir.

“Es natural que ellos no vean con buenos ojos lo que nosotros estamos haciendo, pero qué bueno que hay este debate. Nosotros le tenemos mucha confianza al doctor Alcocer que es un científico, pero además un hombre honesto”, sostuvo el primer mandatario.

“El doctor Hugo López-Gatell, que es al que más cuestionan, un académico de primer orden, con muy buena formación, con cultura general; una gente honesta, humanista, con una postura en favor de la gente, no a favor del mercantilismo, que desgraciadamente también llegó a predominar en el periodo neoliberal en todo lo relacionado con la salud”, abundó.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *