Freddie Mercury, icono eterno

Hablar de Freddie Mercury es recordar el vaivén seductor de su baile, añorar esa voz que erizaba pieles masivamente, en vivo, y reconocer el sentimiento que sólo la experiencia de vida puede reflejar en un escenario. El líder de Queen apagó su luz hace 30 años, pero nada que haya pasado por su ser, nada que él no haya creado desde su peculiaridad, puede dejar de iluminar a otros.

«Es el mejor frontman (líder de grupo musical) de la historia», dice el locutor de radio, Pepe Campa. «La magia detrás de Queen era Freddie Mercury, independientemente del talento de los otros integrantes, porque él fue quien hizo los grandes éxitos y clásicos de la banda, prácticamente se encargaba de todo y ponía a trabajar a los demás, compuso canciones que rompían con los paradigmas con los que estábamos habituados».

Con su liderazgo en el escenario, Farrokh Bulsara, su nombre real, marcó muchos estándares para bandas de rock que pretendían hacer grandes performances en sus conciertos, aspecto que, para Paco Ayala, bajista de Molotov, pocos han logrado hasta la fecha. «Su calidad como cantante y líder de una banda era impresionante, él puso la vara muy en alto, de: ´así se tiene que hacer el rock, interpretar, conectar con la gente que está enfrente de ti y que pagó un boleto por verte´. Creo que en ese sentido dejó muchas tablas de cómo debe de ser un rockstar, es un ícono», resalta Ayala.

Aunado a su entrega en los escenarios, Mercury se destacó por su voz, que oscilaba entre rango de tenor y barítono. Expertos que analizaron su registro vocal encontraron que tenía una media de 117.3 Hz, un número casi inigualable, resalta el fotógrafo, Fernando Aceves. «Incluso cuando estuvo David Bowie aquí en México en 1997, alguien le preguntó sobre la colaboración que había hecho con Annie Lennox con el tema de ´Under pressure´, y yo se lo escuché decir al mismo Bowie: ´yo escogí a Annie porque es el rango más próximo al de Freddie que pude encontrar´. Y es que era difícil hallar a alguien con esa tonalidad de voz, eso lo hacía diferente y de comerse el escenario», explica Aceves.

Con canciones como «Bohemian rhapsody», «We will rock you», «We are the champions», Freddie dejó música que ha quedado inmortalizada y se han convertido en el himno de muchos momentos importantes de la historia. «Esa música influye en algo en tu vida, es parte de tu soundtrack. A nosotros nos invitaron a ser parte al homenaje de Queen de bandas en español, ni siquiera teníamos un disco aún, fue la primera grabación que hicimos como Molotov. Nos tocó la canción más difícil, ´Bohemian…´, tratar de hacer un tributo de esa obra maestra fue complicado», reconoce Ayala.

Campa ahonda: «…después vino la evolución del grupo, dejando lo operístico y abrazando el pop en los 80 con ´Radio ga ga´, nos hablaba de un grupo dispuesto a sobrevivir con el cambio de los tiempos». El viaje musical de Freddie tan sólo duró 45 años, debido a que falleció de bronconeumonía complicada por el sida, y aunque fue diagnosticado con VIH en 1986, siguió trabajando hasta el final y alcanzó a grabar el último disco de la banda.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *