Gallos Blancos ‘acuchillados’ por el reglamento

El final de la temporada 2006-2007 dio a los Gallos de Querétaro como la franquicia destinada a perder la categoría en Primera División, pero no deportivamente, sino por tres unidades que se les restaron en la tabla de cocientes, por no haber cumplido con la Regla de Menores en la cancha.

La polémica comenzó cuándo la institución Albiazul defendió ante la FMF el hecho de que el reglamento establecía que la penalización de tres puntos era en la Tabla General del torneo, así como en la tabla de grupos de dicho semestre (Clausura 2007), y no en la tabla porcentual, la cual,  contemplaba los últimos seis semestres y de la cuál dependía directamente la permanencia en la Primera División.

De igual forma, Querétaro argumento que no pudieron cumplir con la cobertura de 765 minutos jugados por elementos menores de 20 años en el torneo Clausura 2007 porque “como recién equipo ascendido” a la máxima categoría, no contaban con una estructura de fuerzas básicas.

Querétaro culminó la temporada 2006-2007 en el último lugar de la competencia general al haber acumulado 37 puntos en 34 partidos jugados, correspondientes a los torneos Apertura 2006 y Clausura 2007, lo que le otorgó un promedio de 1.08, por debajo del 1.11 que consiguió el equipo de Santos Laguna, para permanecer en Primera División.

De esta forma, si no se le hubieran restado las polémicas tres unidades al equipo de Querétaro, su suma hubiera sido de 40 puntos en 34 partidos, para un promedio de 1.17, por encima de lo logrado por el cuadro de la Laguna (1.11), escenario que hubiera mantenido a los Gallos Blancos en la Liga MX.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *