García Cabeza de Vaca favoreció a firmas fantasma: UIF

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, ha beneficiado en cuatro años de mandato a tres empresas fantasma, propiedad de quienes las autoridades identifican como sus prestanombres.

Las compañías vieron mejores utilidades a partir de 2017, con contratos de obra que no se realizaron, adjudicaciones que no se concluyeron y con la compraventa de una casa en Santa Fe en Ciudad de México, después de que llegó al gobierno estatal, del que se convirtieron en contratistas.

De acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en la solicitud de desafuero de la Fiscalía General de la República en poder de MILENIO contra el mandatario panista, Inmobiliaria RC Tamaulipas SA de CV y Barca de Reynosa SA de CV, propiedad de Baltazar Higinio Reséndez Cantú, y T Seis Doce SA de CV, cuyo accionista y apoderado es Juan Francisco Tamez Arellano, sirvieron para la “organización criminal” liderada por el gobernador para “echar a andar un esquema de lavado de activos”.

Lo anterior, pese a que ninguna de las tres firmas contaba con trabajadores inscritos en el IMSS, pero sí con declaraciones fiscales en ceros ante el SAT. La más beneficiada, según la UIF, es Inmobiliaria RC Tamaulipas, que obtuvo de manera directa dos contratos por 48 millones 634 mil pesos para la construcción de un centro de justicia en Reynosa y una unidad de docencia para la entidad, que no se han concluido.

De acuerdo con las declaraciones anuales de la firma de Baltazar Higinio Reséndez Cantú, en 2014 tuvo ingresos por 28 millones 616 mil pesos; en 2015, por cero pesos, y en 2016, por 25 millones 869 mil pesos.

Mientras que en el primer año de gobierno de García Cabeza de Vaca, 2017, llegó a 95 millones 950 mil pesos; en 2018 continuó ascendiendo hasta 136 millones 660 mil pesos, y en 2019, 309 millones 570 mil pesos; es decir, durante el mandato panista vio crecer sus ganancias mil 128 por ciento.

La otra firma de Reséndez Cantú, Barca de Reynosa, ganó una licitación por 5 millones 948 mil pesos para la pavimentación de dos calles: Cerro del Cubilete en la Colonia Almaguer y Hierro en la colonia Villas de La Joya, ambas en Reynosa.

En el caso de T Seis Doce, la policía ministerial hizo trabajo de campo en su dirección fiscal, Camino a Huixquilucan 15. C.P 05100, y dio cuenta que “era un taller mecánico”, por lo que dieron fe de que la firma es fantasma. La empresa de Juan Francisco Tamez Arellano declaró, de 2014 a 2019, “en ceros sus ejercicios fiscales ante el SAT”.

El 17 de diciembre de 2013 García Cabeza de Vaca era senador y compró con su esposa, Mariana Gómez Leal, el departamento 3 del complejo ubicado en Camino Alto Lerma en Santa Fe por 14 millones 380 mil pesos. Seis años después, el 17 de diciembre de 2019, lo vendió a T Seis Doce por un precio de 42 millones 113 mil pesos, que fue saldado en seis pagos entre los meses de junio a diciembre de ese año.

Sin embargo, la empresa depositó a García Cabeza de Vaca otros 33 millones 400 mil pesos, que la UIF consideró “que puede presentar un acto que sugiera un conflicto de interés no reportado” porque su apoderado, Tamez Arellano, recibió 33 millones de pesos de Reséndez Cantú, quien es a su vez contratista del gobierno de Tamaulipas y declaró en ceros ante el SAT entre 2014 y 2018.

Para la FGR el gobernador lideró una “organización criminal” con su familia y prestanombres, por lo que les finca delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.

 

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *