Gobierno federal cancela ayuda en seguridad a Chihuahua ‘venganza’: Corral

El gobierno federal dejó de brindar su apoyo en la coordinación de seguridad en Chihuahua, debido a su posición por el tema del agua, denunció el gobernador, Javier Corral.

De acuerdo con Corral, Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad, le comunicó ayer que “en el Gabinete de Seguridad se acordó que los responsables de las fuerzas federales en el estado sesionen diariamente, por su lado, en la zona militar, atendiendo los temas de su ámbito de competencia”.

El motivo de la decisión, según el gobernador, fueron las críticas del gobierno del estado sobre su participación en la custodia de diversas instalaciones, “cuya custodia es su responsabilidad constitucional, dado su carácter estratégico, generan un ambiente de confrontación que queremos evitar hasta donde sea posible”.

Javier Corral dijo que desde hace dos semanas los representantes de las fuerzas abandonaron la mesa de coordinación en materia de seguridad, pero hoy se hace oficial la decisión.

“Una decisión que muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica. Se incumple así el compromiso de hacer de la seguridad un campo de neutralidad política, y se usa como mecanismo de represalia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Agregó que la gravedad de esta decisión radica en que la cooperación entre los diferentes órdenes de gobierno es lo que sostiene al Pacto Federal.

“Al romperse ese pacto básico la Federación pierde su sentido. Y eso es lo que cada vez más va envileciendo al presidente López Obrador, no sólo en una concentración muy peligrosa de poder y recursos, sino del uso de los instrumentos del Estado para vulnerar a quienes nos le oponemos”, sostuvo.

Señaló que bajo este escenario, no se puede decir que el gobierno de López Obrador es distinto a los anteriores.

“Cómo pueden decir que son diferentes? Que no son iguales a los anteriores? Porque esto exactamente es lo que nos hizo Peña Nieto; en represalia por nuestra lucha vs la corrupción, nos retiró el apoyo del Ejército y la Policía Federal.”

Hace algunos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador culpó a exgobernadores de Chihuahua de engañar a la población y de organizar mítines como el registrado en la presa La Boquilla, en Delicias, Chihuahua, donde una mujer murió y un hombre resultó herido tras un enfrentamiento con la Guardia Nacional.

De acuerdo con el gobernador de Chihuahua, el presidente López Obrador ha sido indiferente cuando lo ha buscado para tratar el tema del agua.

Agricultores del estado tomaron hace unas semanas la presa La Boquilla para impedir que el país siga abasteciendo a Estados Unidos como estipula un acuerdo de 1944.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *