¡Grupo de choque, tras paro de facultades!

* Desvirtúan movimiento contra la violencia de género……

* 500 pesos por “porro” para desestabilizarlas……

* Se presume, Fermín Carreño esté detrás de esta “farsa”……

* Buscará Rectoría, aseguran sus “cercanos”……

* Exigen estudiantes, fin al paro y sanción a “paristas apócrifos”……

Por Karina Rocha

El pasado 21 de febrero se dio a conocer por medios de comunicación locales, que la Facultad de Ciencias de la Conducta (FaCiCo) entraba en “paro indefinido” a partir de las 06:00 hrs., derivado de una “asamblea” con la Comunidad Estudiantil llevada a cabo el jueves 20 de febrero. Cabe comentar que lo anterior fue dado a conocer por el llamado Colectivo Auroras del Sol,conformado, suponíamos, por alumnas de dicha facultad.

Todo esto se desató luego de que se denunciaran diversos casos “de acoso en contra de alumnas de dicha facultad”, quienes exigían a las autoridades universitarias poner un “alto” a esa ola de abusos cometidos contra ellas.

Entonces, acusaron de “conductas machistas” los presuntos casos de acoso que sufrían algunas de las jóvenes estudiantes, exigiendo mayor seguridad, un alto al acoso y que se sancione al estudiante responsable de vender fotos intimas de sus compañeras.

El 25 de febrero, el propio Rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca, sostuvo un diálogo franco y abierto con las estudiantes que tomaron las instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Conducta y quienes a pesar de que se dio respuesta satisfactoria a su pliego petitorio, informaron sobre la negativa a entregar las instalaciones de este campus a las autoridades universitarias.

Sin embargo, la negativa de estudiantes de FaCiCo de liberar sus instalaciones, provocó cierta desconfianza entre propios y extraños, presumiéndose entonces, la intervención de gente ajena a la Facultad para provocar al alumnado.

Pero “no faltó el que vio fácil carnada en las estudiantes afectadas” y al día de hoy, son seis las facultades mexiquenses en paro, como FaPUr (Facultad de Planeación Urbana), Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Humanidades, Artes y Arquitectura y Diseño (FAD) y Humanidades que pese a la respuesta favorable del Rector a favor de las estudiantes –principalmente- un grupo de “estudiantes” que podríamos llamar “disidente” se niega a entregar las instalaciones para que continúen las clases con normalidad.

Llama la atención que a un  supuesto “llamado de asamblea”  crezca la exigencia hacia una atención inmediata a las denuncias por acoso, hostigamiento y violencia de género contra universitarias y ello, también a pesar de que más de una veintena de profesores han sido cesados por el presunto acoso contra las alumnas.

Las autoridades universitarias han actuado en consecuencia a las demandas de su alumnado, pero el paro de seis facultades continúa y es indefinido, lo que nos hace darnos cuenta de que éste “circo”, que comenzó como una demanda por abuso, quieren convertirlo en “trampolín” político para unos cuantos que, incluso, podrían estar “financiando” las dichosas asambleas, reuniones y sobre todo, a lidercillos para impedir que se reanuden las clases, ello a pesar de que la mayoría de los estudiantes de esas seis facultades pugnan por que éstas se reanuden.

Pero todo lo anterior está en que “un grupúsculo” de supuestos estudiantes es el que está armando este desmán, en un afán de desestabilizar el Rectorado de Alfredo Barrera Baca, siendo un hecho inadmisible el que aquellos que azuzan a los estudiantes a mantener el paro en las facultades antes descritas y quienes pretenden que otras tantas hagan lo mismo, son “encapuchados” que en ningún momento se identifican como estudiantes reales de dichas facultades, por lo que no pueden ser tomadas en cuenta sus demandas, en tanto no exijan, de frente, que las autoridades respondan para resolver el supuesto conflicto, de fondo, que están padeciendo.

No, ya no se trata de abuso o acoso, se trata de implementar una política de choque contra la administración de Alfredo Barrera Baca, a quien no solo no le ha temblado la mano para atender las verdaderas demandas de las alumnas, sino que además, ha tomado decisiones tan importantes como la sanción y destitución de al menos 50 profesores, así como exigir se aplique todo el rigor de la ley contra estudiantes que han sido partícipes en esta ola de abusos y acoso contra las estudiantes.

Hoy, el paro, ya es un tema caduco. El hecho de que seis facultades se encuentren, por  unos cuantos, en paro de actividades, ha afectado a cientos de estudiantes que sí quieren seguir con sus clases cotidianas, sin embargo, ese cierre de escuelas, se viene a complicar la pandemia de Coronavirus que está tocando a nuestro país y que ha obligado a que cientos de escuelas tengan que suspender sus actividades, lo que resulta en que miles de alumnos vean en riesgo su año escolar, sobre todo aquellos a quienes “les es prohibido acudir a sus clases” todo porque “unos cuantos” así lo han decidido.

Pero el problema va más allá. Resulta que todos aquellos que acuden a las “asambleas de choque” –porque así deben llamárseles- están recibiendo apoyo económico de alguien, cuyas intenciones son –insisto- ¡desestabilizar esta administración y tender sus propios puentes rumbo a la nueva rectoría!, pues recordemos que a partir del último trimestre de este 2020, se empiezan a mover “las piezas de un ajedrez” conformado por aquellos que aspiran a ser Rector de la UAEMex. En pocas palabras “el que paga” sigue dando instrucciones y financiando a éstos, para que no levanten el paro y para que se comporten de manera arbitraria y violenta.

¡Un golpe bajo, sucio, trapero!, sin lugar a dudas, el que están asestando los “paristas” que, además, se muestran como “porros, golpeadores, azuzadores”, un grupo de ¡enmascarados armados! –como lo muestran graficas anexas a ésta-, que solo están en espera de “una señal” para armar un zafarrancho en las facultades en paro.

En este tenor, no solo las autoridades universitarias deben tomar cartas en contra de aquellos que están usando un tema tan delicado como el “acoso sexual” para corromper a verdaderos estudiantes y para “contratar con dinero de dudosa procedencia” a golpeadores que están para atemorizar a alumnos y alumnas que pueden estar amenazados por éstos para continuar con el paro.

Por otro lado, se presume que quien pueda estar detrás de este “movimiento porril” es el actual Director de la Facultad de Planeación Urbana y Regional, Fermín Carreño, a quien se le ha visto en innumerables ocasiones, al parecer, negociando con presuntos estudiantes, ¡encapuchados todos!, además de que este sujeto, ha dejado ver sus intenciones de buscar la Rectoría el próximo 2021, por lo que no es nada descabellado pensar que éste, esté detrás de este movimiento, manipulando al estudiantado y tomando como pretexto un tema tan bajo y tan vil, insisto, como es el “acoso sexual”.

Por lo pronto, todos aquellos que buscan regresar a sus aulas, exigen a las autoridades, tanto universitarias como estatales, intervengan y desenmascaren a los “apócrifos” que les han hecho perder sus clases. Peor aún, hoy por hoy la mayor preocupación debe ser combatir al Covid-19 que amenaza a nuestro país y, en lugar de estar luchando contra un grupo “presuntamente universitario y disidente”, se deben ocupar todas las mentes para protegernos del Coronavirus que amenaza a todos los mexicanos; nadie está exento.

Para finalizar, ha quedado más que claro que el movimiento contra la violencia de género ¡ya no existe!, lo que empezó, fue desvirtuado y utilizado para fines políticos, jamás para fines de seguridad para las alumnas de la UAEMex.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *