Hilary Swank ‘decepcionada’ mientras vivía como hombre durante ‘Boys Don’t Cry’

Pocas películas de 1999 hicieron tanto ruido en el circuito del cine independiente como Boys Don´t Cry. Aquel controvertido biopic de la directora Kimberly Peirce, que dramatizaba la difícil y trágica vida del hombre transexual Brandon Teena, logró que Hilary Swank se alzara en el año 2000 con el Óscar y el Globo de Oro a Mejor Actriz (y que Chloë Sevigny fuera nominada a Mejor Actriz Secundaria en ambos galardones), logró cautivar a los espectadores de todo el mundo con su desgarradora historia real sobre el joven violado y asesinado en 1993, a la edad de 21 años.

Y ahora que Swank ha estrenado con gran éxito su serie de ciencia ficción para Netflix, Away (actualmente en el top 10 de lo más visto en el gigante del streaming), no ha dudado en responder a Queerty cómo recuerda la experiencia  de rodar Boys Don´t Cry:

“Claramente fue una experiencia que me cambió la vida”.

“Pude aprender sobre una persona que nació en el mismo hospital que nací yo, en Lincoln, Nebraska, dos años antes”.

Pero lo más interesante es conocer cómo Swank se mentalizó para vivir como un hombre durante el rodaje de la película, y las reacciones que encontró en su entorno ante el cambio.

“Decidí vivir en el mundo, lo mejor que pudiera, intentando hacerme pasar por un chico. Tenía 24 años. Lo que vi y experimenté me cambió la vida, porque entreví lo que es sentir que no te definen ideas sistémicas y estereotípicas sobre cómo debería ser el género”.

“A veces me decepcionaba y me enfadaba mucho con la raza humana. Me desanimaban mucho las reacciones de la gente hacia mí. Yo era exactamente la misma persona que antes, y cuando se me permitió redefinirme, me trataron de forma muy diferente”.

Como decíamos, Boys Don´t Cry acabó siendo la sorpresa de la temporada y muchos críticos aplaudieron la franqueza y profundidad con la que mostraba los anhelos y las penurias de una persona transexual en la década de los 90. Sin embargo, algunos críticos también han encontrado problemático el hecho de que el papel de Brandon no fuese concedido a un actor cisgénero.

Por su parte, Swank pronto vio despegar su carrera y consagró su prestigio en la industria alzándose de nuevo con el Óscar a Mejor Actriz en 2005 por Million Dollar Baby. Su última apuesta, la serie de ciencia ficción Away, se estrenó en Netflix el pasado 4 de septiembre.

 

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *