Ignoraron a Rosario Robles; seguirá encarcelada

Por Karina A. Rocha Priego

¿Qué y a quién le debe Rosario Robles? Y es que resulta inexplicable que una vez más se le haya negado a la ex secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano el arraigo domiciliario para continuar con su juicio, luego de cumplir dos años ya en el Penal de Santa Martha Acatitla.

El juez de control declaró infundada la petición de Rosario Robles para modificar la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que ordenó que la extitular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se mantenga en el penal de Santa Marta Acatitla.

Esta es la tercera vez que le niegan la libertad, a lo que la imputada describe como “…. una pena anticipada, se me juzga por quién soy. Me parece muy injusto esto que estoy viviendo».

Lo cierto, querido lector es que, por el caso Odebrecht hay 16 personas señaladas: Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón Hinojosa, Enrique Peña Nieto, Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade, David Penchyna, Carlos Treviño Medina, Ernesto Cordero Arroyo, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas, José Luis Lavalle Maury y Francisco García Cabeza de Vaca, Rafael Caraveo, Miguel Barbosa, Lourdes Mendoza (la de la bolsa Chanel); a Javier Duarte, y no podía faltar Juan Armando Hinojosa, dueño del Grupo Higa.

De todos éstos, según lo denuncia Emilio Lozoya, un sujeto que también está en la lista de corruptos y que consiguió un “favor legal” para no pisar la cárcel a cambio de información, es que ninguno está en la cárcel como Rosario Robles.

Si, algo debió hacer o a alguien debió haber lastimado para que se ensañen con ella, cuando se ha demostrado que se han vulnerado sus derechos humanos, pero se sabe que este asunto no es del todo “legal”, es más un asunto “personal” contra la ex Secretaria, quien si bien parece no ser del todo inocente, por omisiones, tampoco es la “cabeza maestra” de esta estafa en la que se involucran los más altos niveles de la política.

Quienes siguen este caso, de verdad quisieran ver gente encarcelada, políticos responsables encarcelados y no “chivos expiatorios”. Además, es incongruente que a Rosario Robles la mantengan en la cárcel mientras Emilio Lozoya sigue tan libre que hasta se le vio comiendo en un restaurante de lujo hace unos días, muy quitado de la pena.

Pero se dice, en torno a este sujeto, que tiene hasta el 3 de noviembre para entregar todas las pruebas de lo que ha denunciado ante las autoridades, y no es poco. La pregunta es ¿y si no lo entrega?, ¿le darán un nuevo plazo?, ¿seguirá un cuento de nunca acabar?, ¿cuál sería el verdadero trato que hicieron con Lozoya? Porque al que el pueblo mexicano quisiera ver en la cárcel, sin lugar a dudas, es a Luis Videgaray, quien escapó a Israel cuando se iniciaron las investigaciones.

Investigaciones que, por cierto, llevan tres años y no se ha resuelto nada aún, aunque hace unos días, luego de la “salida inmoral” de Lozoya, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la Fiscalía General de la República diera a conocer los avances de la investigación que rodea a Lozoya, recordando que ésa, se refiera al caso Odebrecht pero si echamos un vistazo a la información, resulta que los antes citados y Lozoya, están embarrados en Panama Papers, Pandora Papers, y todos los escándalos económicos que han surgido en los últimos años. Siempre son los mismos, y llama la atención que, hasta hoy, nadie ha sido enjuiciado más que la señora Rosario Robles. ¿No se les hace raro?

Por lo pronto y de manera lamentable, la que sigue encerrada es ella, Robles Berlanga quien, si como dicen, no ha cooperado en el caso que le tiene en la cárcel, será entonces por alguna amenaza en su contra o por una muy aferrada lealtad y, si es así, no entenderíamos por qué y por quién.

Y bueno, seamos honestos, si hay una instrucción para que la señora Berlanga no salga de la cárcel, no saldrá…

CAMBIANDO DE TEMA….. Dándole un giro completo a la información de hoy, hemos de comentar en este espacio lo que viene ocurriendo gracias a la proliferación de TikToks que se encuentran al alcance de todos a través de los celulares, principalmente y que, lamentablemente, han causado la muerte de niños y adolescentes, no solo en México, sino en todo el mundo.

Y es que, en muchos casos, se trata de cumplir “retos” que, honestamente, no se sabe quién los lanza en esta plataforma, por lo que niños y adolescentes, pretendiendo ser “famosos”, es que los llevan a cabo sin medir el riesgo que corren.

Un caso recién dado a conocer se suscitó en Oaxaca, donde dos pequeñas de 9 y 11 años de edad perdieron la vida mientras realizaba en famoso reto viral “blackout challenge”, un desafío de desmayo, es un tipo de juego del “ahorcado” que se popularizó en la red social TikTok.

Se trata de las niñas Sinachi y Zoe Alejandra, cuyos cuerpos fueron encontrados colgados en su domicilio, presumiéndose que las hermanas realizaban el reto perdiendo la vida. Y es que este reto consiste en ponerse un cinturón en el cuello o algo similar, hasta perder el conocimiento y quitársela en el último momento, pero al parecer, las pequeñas no tuvieron ese “ultimo momento” para seguir con vida.

Esto, sin lugar a dudas, prende un foco rojo en la sociedad en donde los padres de familia deben ser más cuidadosos en lo que sus hijos están haciendo a través de los aparatos electrónicos como los celulares,  al tiempo que surge la necesidad de dar con quienes lanzan estos “retos mortales” pues lo único que están provocando es la muerte de menores de edad que, pretendiendo “llegar a un tipo de premio” es que no miden las consecuencias.

¡Cuidado padres de familia!, en verdad esto es un riesgo para sus hijos, por lo que deben vigilarlos más de cerca, para evitar lleguen a perder la vida…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *