Impensable, alianza Morena y PRI en Congreso Federal

¡No puede ser posible! Ante la imposibilidad de que Morena lograra la mayoría absoluta en el Congreso Federal y ante la “necesidad” de que, de una u otra forma se lograra, es que el presidente de México, Andrés Manuel López obrador pensó en la “posibilidad” de que el Partido Revolucionario Institucional “se alíe” a Morena para lograr los objetivos de su administración.

Por su puesto que esta noticia no cayó bien a la militancia priista, al grado de estar ya pensando en que, Alejandro Moreno, actual líder nacional del tricolor, podría ¡traicionar! a los priistas, poniendo “a disposición” de los morenistas la ideología del PRI, en un afán ¡de salvar el pellejo!

Si, querido lector. Aunque se dice que Alejandro Moreno “siempre” ha estado del lado del hoy Presidente de México, y que en innumerables ocasiones se denunció su “doble discurso”, la cúpula priista hizo caso omiso y permitió que éste sujeto actuara “a su conveniencia”.

Desgraciadamente, se dice que la “cola que carga” Alejandro Moreno “es tan larga” que hay forma de “hacerlo que se hinque” ante Morena para evitar que salgan a la luz pública, sus “trapos sucios” y éste, seguir resguardando “su imagen corrupta”.

Si bien se presume que a Morena, no pudieron quitarle la mayoría en la Cámara de Diputados, no cuenta con “mayoría absoluta” por lo que forzosamente necesitaran de “un aliado” para aprobar, con mayoría de votos, cualquier iniciativa o reforma que se presente.

La pregunta es ¿por qué pensar en el PRI y no en Movimiento Ciudadano? Destacando que éste último levantó sus votos considerablemente y también sería un “buen aliado” pero, claro, no parece que la cúpula de ese instituto político, tengan “tanta cola larga” como para “doblegarlos” como se pretende hacer con el PRI y no con el PRI, sino con Alejandro Moreno.

Y volvemos a lo mismo, queridos lectores. El INE de alguna forma puso un candado a los “traidores” de los diferentes institutos políticos. O sea, aquellos que ganaron abanderados por un partido para luego “renunciar e irse” a Morena -o a cualquier otro partido- para garantizar su permanencia en el poder.

Lo que se hizo fue que, si un priista -por ejemplo- ganaba una curul -hablando del Congreso Federal- y decidiera, luego del triunfo, cambiarse de partido para fortalecer a Morena -también, por ejemplo-, forzosamente tiene hoy que renunciar al PRI para irse al otro partido y dejar en su lugar a su suplente, en un afán de respetar el voto ciudadano.

Y es que, eso se venía haciendo desde hace años, que unos ganaban por un partido y luego se iban a otro importándoles poco la voluntad ciudadana, faltando al respeto a sus ideologías y proyectos que presentaban al pueblo, un pueblo que con su voto les daba el triunfo, para luego traicionarlos.

Eso pasó incluso en la legislatura saliente, de ahí que se dio una sobrerrepresentación a favor de Morena que le permitió aprobar “de facto” todas las iniciativas presidenciales.

Hoy, no se puede hacer lo mismo, sin embargo, con la “alianza” que pretende el Gobierno Federal -que no solo el Congreso- con el Revolucionario Institucional, no habría sobrerrepresentación, pero si se pretende “obligar” al PRI a aliarse con Morena para seguir logrando sus objetivos, le guste a quien le guste y le pese a quien le pese.

Por su puesto que habría que preguntarles a los diputados federales electos si están de acuerdo en que “se les obligue” a aliarse con Morena, cuando su bandera durante las campañas políticas -que los llevaron al triunfo- son contrarias a las propuestas presentadas por los candidatos morenistas.

¿Qué piensa una Ana Lilia Herrera Anzaldo de la posibilidad de que la obliguen a aliarse a Morena? Pues insisto, las propuestas de campaña que presentaron a los ciudadanos son totalmente distintas a las que presentaran Morena y sus aliados durante su campaña, por ello el pensar en “lo imposible” de esa alianza.

O ¿qué pensar el Gobernador Alfredo del Mazo Maza al respecto?, cuando precisamente el día de ayer se reunió con los candidatos ganadores de la contienda electoral, logrando un posicionamiento importante a nivel nacional.

Solo nos queda preguntar ¿qué será eso que debe Alejandro Moreno que lo pueden poner contra la pared? Pero estarán de acuerdo en que ¡lo que sea!, no tiene por qué sacrificar a los priistas ganadores de la contienda que, dicho sea de paso, ¡no les fue nada fácil!, honestamente los priistas hoy siguen cargando con esa Cruz de corrupción y abusos sembrada por administraciones pasadas encabezadas por el PRI, y el haber recuperado espacios perdidos, puede considerarse que fue por “méritos propios”.

Lo que sea, repito, que deba Alejandro Moreno Cárdenas ¡pues que se lo cobren a él!, que la militancia priista ¡se lo cobre exigiendo su renuncia!, y no ponga en riesgo el camino andado y recuperado por el Partido Revolucionario Institucional.

Sin embargo, seguramente habrá momentos en que el PRI deba ser comparsa de Morena para realizar algunos cambios necesarios en beneficio de los mexicanos, no todo puede ser malo o inconveniente para el pueblo, pero así como se ha dado a conocer, estarán de acuerdo en que,  que se ve, es que quieren “someter” a los priistas, olvidándose de que hoy, sigue mandando el pueblo, ese pueblo que el pasado 6 de junio, salió a las urnas a emitir su voto.

Por lo pronto, no debemos olvidar que en septiembre del 2019, se habló de una denuncia presentada por Ulises Ruíz, ex Gobernador de Oaxaca ante la Fiscalía General de la República en contra de Alejandro Moreno Cárdenas misma que, entonces, se dijo sería investigada por parte de la fiscalía.

¿Será entonces que la FGR llevó a cabo su trabajo, y ya tienen el resultado de esa investigación? ¿Será tan grave el resultado de ésa que, por ese asuntito “tengan agarrado” a Moreno Cárdenas?, de otra manera, sería inentendible la sumisión de los priistas, por órdenes del líder Nacional del PRI…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *