Impreparados mayoría de hospitales de EUA para atender pandemia

El departamento de Salud y Servicios Sociales estadunidense reveló la mayoría de hospitales del país carece de materiales, manuales o espacio para el traslado y atención de pacientes con COVID-19. 

El reporte oficial refleja que 300 hospitales de 46 estados, a los que se suma Washington, DC y Puerto Rico, no estaban preparados para realizar pruebas y transportar o atender a personas que dieran positivo a las mismas, ni han podido garantizar del todo la protección del personal hospitalario. 

El reporte asegura que las pruebas se terminaron rápido y la capacidad para analizarlas se ralentizó hasta que las entregas tardaban períodos de siete días, por lo que la salud pública peligraba ante la tardanza.

La falta de materiales de protección personal no permitió que los equipos de atención pudieran mantenerse sanos y su salud peligra por cada paciente que atienden sin protección y en algunos casos el personal debía llevar su propio material. 

El personal médico, sobre todo el especializado, no era suficiente para atender a los nuevos enfermos, reportó el informe, por lo que la atención se ha complicado, sobre todo con la llegada de nuevos pacientes. 

Los hospitales no han sido capaces del todo de ampliar sus unidades de atención, por lo que se ha tenido que solicitar traslados, pero el resto de los hospitales en las comunidades también han sido sobrepasados. 

El material médico, sobre todo la falta de ventiladores, es lo que más ha impactado en la atención a los pacientes, por lo que se obliga a los centros a reunir a los comités de ética constantemente para evaluar qué paciente requiere de los ventiladores y cuáles deberían quedarse sin esta ayuda cardiopulmonar. 

Por otra parte las autoridades locales y las nacionales no han logrado llegar a consensos de atención, por lo que se ha complicado los procedimientos estandarizados para los pacientes y en algunos casos no se ha podido beneficiar a los mismos. 

Para mejorar se requiere el abasto de material de atención y de protección personal, de igual manera personal lo suficientemente capacitado y auxiliado para acelerar los procesos. 

Los hospitales estadunidenses también reportan con preocupación que los seguros no han podido cubrir los costos de los materiales y los procedimientos que se realizan, lo que ha representado falta de recursos para continuar con las operaciones.

Además, se sugiere la intervención estatal para administrar recursos y llevarlos de forma equilibrada a los hospitales que lo necesiten y no a quienes ofrezcan más dinero por ellos. 

También permitir la práctica de profesionales sin importar el estado en el que se capacitaron, se les otorgue un lugar para descansar y asistencia económica, sobre todo a los hospitales rurales. 

Estados Unidos es el país con mayor número de pacientes a nivel mundial, hasta el momento 338 mil 995 personas han dado positivo a esta enfermedad y nueve mil 683 fallecieron por las complicaciones del COVID-19.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *