Imprescindible que varones se responsabilicen del poder que ejercen sobre las mujeres

En las relaciones de poder, la mayoría de los varones está colocada por encima de las mujeres, afirmó el integrante de la asociación civil Hombres por la Equidad, Alejandro García Gutiérrez, en la Universidad Autónoma del Estado de México.

Al dictar la conferencia “Poder y responsabilidad de los hombres ante la violencia contra las mujeres”, expresó que es imprescindible que los varones reconozcan y se hagan responsables del poder que ejercen sobre las mujeres en las relaciones de pareja, así como en los ámbitos laboral y educativo.

En el Auditorio “José Yurrieta Valdés” del Edificio Administrativo y en el marco del paro nacional #UnDíaSinNosotras, el especialista detalló que los hombres gozan de privilegios sobre las mujeres como el uso y apropiación de tiempo, el espacio público y el dinero, así como la forma de vestir.

El egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana indicó que “por la violencia de género que impera en la actualidad, las mujeres deben ser cuidadosas en la forma de vestir, caminar y los lugares por los que transitan. Los hombres, en cambio, no nos preocupamos por esos aspectos, ya que contra nosotros no existen casos de violencia sexual en vías públicas, acoso y hostigamiento”.

Explicó que entre las acciones que los hombres pueden realizar para no reproducir actitudes machistas se encuentra el autoanálisis, que puede apoyarse con terapias individuales o grupales.

Otra, dijo, es hacerse responsable de los actos machistas y violentos que han realizado y que, en ocasiones, están normalizados. También, mencionó, es necesario ser sensibles, “reconocer a la otra y el otro como diferente, comprender y ser empático con los problemas coyunturales”.

Asimismo, Alejandro García Gutiérrez recomendó ser flexibles con la diversidad de ideas y argumentos con los que no podrían estar en total acuerdo, así como convivir con personas de diversas áreas y formas de pensamiento.

Por último, manifestó que es necesario dejar de ser cómplice de las actitudes machistas de otros hombres. Del mismo modo, se pronunció por ser aliados de las mujeres, es decir, “no estorbarles, ya que la mayoría de las mujeres no requiere ser apoyadas o reconocidas. Ser aliado es sensibilizarse y saber del tema”.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *