Indisciplina en el TRI, acepta “Tata” Martino

Siempre en el reflector y frecuentemente con episodios polémicos por temas disciplinarios, la Selección Mexicana ha avanzado en lo deportivo, pero en cuanto a confianza ha tenido un retroceso, según acepta el Tata Martino.

El entrenador del Tricolor aceptó que el episodio del “brunch” de hace medio año en Nueva York no ayudó, como tampoco los casos recientes en Chivas, con los seleccionados Uriel Antuna y Chicote Calderón, aunque aclara que muchos jóvenes apenas están aprendiendo a ser elementos del combinado nacional.

“No solamente se trata de jugar, sino cómo debe vivir un futbolista, especialmente uno que está en Selección. Es cierto que hay muchos que están aprendiendo a ser jugadores de Selección y que no podemos ser tan drásticos con ellos a la menor equivocación”, explicó.

Sin embargo, ese no es el caso de Guillermo Ochoa, Miguel Layún, Javier Hernández, Marco Fabián y Héctor Moreno, quienes estuvieron involucrados en esa salida de Nueva York, pues aun cuando llegaron a tiempo a la concentración, saben que no dejaron bien parada a la Selección en términos de imagen.

“Esos temas se tratan de confianza. En la medida que uno establece una relación de confianza es mucho más fácil tener una forma de convivir menos estricta, con algunos momentos de esparcimiento que deben tener y evidentemente el tema del ‘brunch’ en Estados Unidos nos hace retroceder un poco en esta cuestión de la confianza”, agregó.

“No vemos puntualmente un acto de indisciplina, pero cada uno de ellos, de los que fueron, cuando nos encontramos o a través del teléfono saben desde mi boca que no ha sido lo mejor; era algo que se podía evitar aunque tampoco es una indisciplina porque era su momento libre, pero hay cosas que se pueden evitar”.

 “En esta convivencia indudablemente mía hacia ellos, y de ellos hacia mí se va ganando despacio con el tiempo y a veces los entrenadores ponemos un poco a prueba a los futbolistas cuando reclaman determinadas cuestiones y por eso digo que esta situación que se dio en Estados Unidos nos hace retroceder sobre todo en el análisis que hicimos y en cómo manejar los futuros tiempos libre que tengan”, detalló.

Cabe recordar que desde esa fiesta en una tarde libre, jugadores como Layún, Chicharito y Fabián ya no han vuelto a Selección, pues de la investigación que hizo el cuerpo técnico encontraron que los jugadores admitieron la visita de un par de mujeres al hotel de concentración.

Aunque la Federación Mexicana de Futbol no anunció un castigo, esta se deduce como la razón de sus ausencias en las últimas convocatorias.

Hace un par de semanas, Cristian Calderón y Uriel Antuna, jugadores de Chivas y seleccionados nacionales, fueron castigados por su club debido a que se vieron envueltos en temas extra cancha, aunque el error de ambos se mide de una forma distinta, según Martino.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *